martes, enero 11, 2005

El inmenso y oculto aumento de riqueza en el tercer mundo

Hay otro dato oculto, que no aparece en las estadísticas de riqueza en el tercer mundo: Y es, simplemente, es aumento impresionante de la población en estos años. me explico:

La población mundial ha crecido de una manera exorbitante en el tercer mundo desde la colonización hasta estas épocas. Por ejemplo, Filipinas ha pasado de unos pocos millones a cien millones en el curso de este siglo pasado. Que tiene que ver esto con la riqueza?

Pues significa que la mejora de condiciones de vida se han focalizado en un solo bien principal: la producción de hijos, como corresponde a todas las sociedades agrícolas. Esto ya ocurrió por primera vez en Inglaterra un siglo antes durante la revolución industrial. Los modos de vida rurales prefieren trasladar la mejora del nivel de subsistencia a la producción de hijos en vez de aumentar sustancialmente el nivel de renta por individuo, porque la sociedad rural tampoco lo permite, al estar basada en el trabajo intensivo y en técnicas artesanales con lo que no tiene medios técnicos para multiplicar la productividad individual mediante el uso de maquinaria. Lo cual lleva a una tradición natalista en la que la medida de riqueza se mide por el número de brazos en la familia para aportar a las tareas agrícolas.

Bien. el hecho es que las condiciones de subsistencia antes de la colonización impedían el aumento de población a pesar de la tradición fuertemente natalista de estas sociedades, el aumento posterior expresa la mejora espectacular de las condiciones de subsistencia, que se reflejaron en el aumento de la natalidad. Exactamente igual que en Europa antes y después de la Revolución Industrial.

Estas tradiciones rurales sobreviven un tiempo mientras se van desarrollando las sociedades. Es cuestión de tiempo que la tradición cambie, como lo hizo en los países industrializados, entre ellos España hace poquísimo. Esta etapa previa de aumento de población se ha dado en todos los países que se han desarrollado y en todos ha remitido posteriormente, lo cual muestra que vamos por el buen camino. El tercer mundo es muchísimo más rico que hace un siglo, lo que ocurre es que como en todas las sociedad rural pre-industrializadas, la máxima expresión de riqueza es el número de hijos y a eso dedican (y en eso está oculto) el aumento espectacular de sus posibilidades de subsistencia.