martes, agosto 09, 2005

Sobre la valentía y la cobardía

La valentía es una cualidad imprescindible para vivir el dia a día en los paises y lugares en los que no existe o no llega el estado de derecho. Lo saben muy bien los delincuentes, los marginados, las pandillas juvenies y todos los grupos en donde no hay una justicia formal. Sin valentía no se es nada, porque sin una reputación de valentía y espíritu de venganza de las ofensas recibidas, es cuestión de tiempo el que alguien del entorno acabe por esclavizarlo.

Con el Estado de Derecho, la fatigosa labor de mostrarse valiente e imponer respeto a los demás desaparece. Esto es un gran logro. No es casualidad que el caracter de las personas cambie generacion tras generación de vivir bajo un Estado de Derecho. Pero aún así, fuera del Estado de Derecho existen enemigos dispuestos a infringir daño, por lo que una sociedad no puede dejarse doblegar ante los que quieren acabar con él o subvertirlo a su favor. Por tanto la Valentía del grupo social en la defensa de sus libertades es fundamental, las mismas libertades que le permiten a cada individuo incluso presumir de conducta pacífica, y ser condescendientes y tolerantes con sus congeneres dentro de la sociedad.

Sin embargo, algunas personas, por extrapolación irreflexiva de los comportamientos pacíficos dentro de la sociedad y bajo el afamado principio de "Si algo es bueno, mas es mejor", presumen de su cobardía y asumen que el mundo seria mejor si ante todo conflicto interno o externo uno se abstuviera de defenderse.

A esto lleva la ignorancia, el desconocimiento de la historia, la geografia y el no viajar. hay muchos individuos que razonan bajo principios esteticistas sin fondo alguno tan simples como ese:

Cuando, debido a la ignorancia o a la pereza o a ambas, no es posible o no se quiere razonar sobre principios de fondo, se actua a base extrapolar los modelos que se ponen de moda y su evolucion supuesta: ser pacifico es ser civilizado, salir corriendo de los conflictos será mas civilizado aún. No es asi. La libertad tiene sus costes, si no en el seno de una sociedad libre, si como sociedad en el momento en que desde fuera de ella es atacada. El estado de derecho permite que uno mismo no tenga que defenderse de los demas dentro de la sociedad libre, pero al mismo tiempo tenemos que defender ese estado de derecho y tenemos o de lo contrario lo perderemos. Como dijo alguien, la libertad es frágil y nunca esta a mas de una generación de perderse. O, como dijo Pericles, la base de la felicidad es la libertad y la base de la libertad es el coraje.

El pueblo Inglés lo sabe muy bien, con una larga experiencia de lo que es y lo que cuesta mantener un Estado de Derecho.

El pueblo español, por el contrario, mantiene en su seno una buena cantidad de papanatas que nunca han entendido lo que es la libertad, sus beneficios y sus costes, que han recibido La Democracia y el Estado de Derecho de los Franquistas y que, mientras antes adoraban a los ultimos, ahora queren enseñar democracia a los inventores de la democracia.