martes, noviembre 15, 2005

Acerca de los disturbios en Francia

Interesante artículo acerca de los disturbios en Francia. Al contrario que en el caso del terrorismo Islámico, en el que el islamismo es el núcleo del asunto, en el caso de los disturbios en Francia, La Naranja Mecánica describe mejor la situación que cualquier teoría conspirativa islamista o las lloreras de los multiculturalistas acerca de insuficientes ayudas a la asimilación.

Muy al contrario, lo que pasa en Paris es el clásico efecto de la desaparición de la influencia paterna debida a su vez a la extensión del estado del bienestar. Vamos, como en Nueva Orleans.

"Denunciations of Europe's "unassimilable" hordes are suspiciously similar to the language of 19th-century anti-Catholicism in the United States. The difference may not be the presence of the stick but the lack of a carrot. American Catholics, though picked on, were left to fend for themselves"
Así que lo de Francia no es más que una de esas crisis periódicas que ocurren en Europa ante la imposibilidad económica de sostener su modelo social desde que Bismark inventó la estafa piramidal del estado del bienestar. El otro termómetro que mide las crisis europeas es el grado en que se echan las culpas afuera, o sea, la xenofobia antiamericana y antisemita. Ambas con buena salud.

También tiene que ver con el islamismo y la inmigración por supuesto. Pero respecto a esto son solo factores que aceleran la crisis.

Ahora bien, los islamistas ya habrían atizado la revuelta si no les interesara tácticamente el entendimiento con el Estado Francés. No quieren perder las ventajas que se les da en el corazón de Europa.