martes, julio 31, 2007

Lo culto no mola ahora, pero molaba otrora

"Un fenómeno social como el de un científico, como Einstein, siendo aclamado por las calles es algo absolutamente inconcebible en nuestra época (a no ser que previamente enseñara el culo en un Reality Show)."

Al contrario de lo que ocurría en la Grecia Clásica, en los Monasterios de la Edad Media, en el Renacimiento y en el siglo XIX y la primera década y media del XX, las clases ociosas de la Era del Ocio, como alguna vez se llamó a la época actual, no destacan precisamente por su afición al estudio de la Filosofía, el Arte, las ciencias o, en general, la cultura. Ahora la cultura parece una cosa de profesionales subvencionados un poco repelentes, algo que no tiene nada que ver con la gente. Ser culto no está de moda, es sinónimo de tipo raro o tipo con posibles, gracias a alguna de las diversas tetas que la administración tiende generosa con los que, ora acarician, ora pinchan su vientre con sus colmillitos. Un fenómeno social como el de un científico, como Einstein, siendo aclamado por las calles es algo absolutamente inconcebible en nuestra época (a no ser que previamente enseñara el culo en un Reality Show).

Sin embargo, En el siglo XIX y principios del XX, aparte de que hasta el mas pobre iba trajeado, la cultura era algo popular. Todo el mundo quería hablar bien, todo el mundo quiería ser educado. Hasta los años 60 y aqui incluso más, si uno se fija en los diálogos de la películas, podrá ver que son excesivamente correctos gramaticalmente y con "buen gusto"; alejados de la chabacanería barriobajera habitual de nuestra época. No era la forma de hablar de la época, pero si era la forma de expresarse a la que todos aspiraban. La gente aspiraba a un ideal superior. Ahora el cine se complace en presentar lo mas degradado quizá porque la gente de ahora no quiere aspirar, sino quedarse como está y contentarse con ver la inmundicia que corre por debajo y por encima de su estatus.

Y así era. Los Argentinos son tan redichos y tan dados a la conversación porque tuvieron una época de gran esplendor durante finales del XIX principios del XX, hasta que Perón, y el sentido nacionalista Argentino (ver algun post mío anterior sobre esto, si hay guebos) se cargó todo. Sin embargo conservan la tradición cultural de aquella época, que a nosotros se nos antoja pedante, y que contrasta con su nivel de vida y sus problemas actuales.

Lo cual nos lleva a una conclusión terrible para Europa: ¿Es realmente el nivel de educación Europeo el que nos corresponde o es en realidad mucho peor, porque el que tenemos todavia es un remanente a extinguir de épocas previas a la decadencia actual?. Por si acaso, apuren las litronas y las raciones de gambas, que esto se va acabando.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El artículo está bien pero la cita que lo encabeza me ha hecho gracia. Me ha recordado la incomprensión del creador de la teoría de la relatividad hacia sabios como el médico y filósofo Karl Jaspers.

Mary White dijo...

Memetic, la preguenta es cruel doblemente... primero porque es cruel, y segundo porque es tan relevante... desolada estoy. En serio, no soy sarcástica, y es que igual tenemos más de lo que nos merecemos.

Lorelie dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo, me hace pensar acerca del desarrollo urbanístico tan de moda últimamente; se habla tanto de que el urbanismo libre es feo y por tanto hay que limitarlo. Es cierto que ahora se construye muy feo, pero, ¿por qué? Yo creo que la respuesta enlaza con la base del artículo, si a nadie le interesa lo bello y lo mejor, ¿por qué alguien va a interesarse en hacer casas y pueblos bonitos? Está todo relacionado con lo que todos pensamos y tenemos como ideales

Peggy dijo...

La vieja Europa vive de su propia herencia cultural , arquitectura , pensamiento , ideas y arte , se nota mucho cuando viajas , ves una cultura contaminada , turistica , masificada , consumir cultura es lo que se lleva , pero lo efímero y superficial .

Estas muy prolífico escribiendo este verano..:)

Rick dijo...

Estoy muy de acuerdo en que la gente ahora prefiere quedarse como está.

Es muy triste comprobar, en el ambiente universitario en el que me muevo, que no sólo todo el mundo se envanece graciosamente de su propia incultura, sino que al que destaca por su ambición de conocer más se le "da pal pelo". Como si hubiese algo vil y oscuro en querer saber más...algo como querer estar por encima del resto. Intuyo que el que se conforma con saber poco sólo pretende estar a gustito rodeado de otros como él. Y el diferente molesta...¡las comparaciones son odiosas! Todos iguales, pero iguales a cero.

Y eso que se supone que los jóvenes somos los que tenemos las aspiraciones, los idealistas, los luchadores, los que queremos mejorar. Ja! Ahora somos los abanderados todos los contravalores reaccionarios que surgen en la sociedad. ¿Antes se aspiraba a ser culto, limpio y educado? Nosotros analfabetos, cerdos y zafios. ¿A independizarse pronto? Nosotros a chupar del bote hasta los 35. ¿A mejorar? Virgencita que me quede como estoy. Y es que si para algo somos jóvenes, es para llevar la contraria y encima creernos que somos originales.


PS Mary (buenas!) no veo a qué te refieres con que "tenemos más de lo que nos merecemos"