miércoles, enero 05, 2011

Si, evolucionamos

Investigadores de la NASA han descubierto hace poco una bacteria capaz de utilizar arsénico en lugar de fósforo en sus procesos metabólicos. Los titulares a los que ha dado lugar este hecho sorprenden a todo profano en los arcanos de la bioquímica y la microbiología: ¿qué importancia puede tener que un átomo sea sustituido por otro muy similar en las estructuras y procesos de una célula? ¿Qué gran acontecimiento es este en relación con la denominada astrobiología? ¿Nos dice algo sobre el origen de la vida en la tierra o en cualquier otro lugar del ancho y profundo universo?

También en fechas recientes unos arqueólogos hebreos han dado a conocer evidencias del paso de miembros de nuestra especie por Israel hace 400 milenios. Las más incontestables son unos dientes molares inferiores genuinamente humanos. Pero, ¿qué significa esto, como encajan estas pequeñas piezas dentales en el puzzle paleontológico del pasado del hombre?

Pueden leerlo en Libertad Digital