viernes, noviembre 25, 2016

Unas especies se extinguen y otras prosperan....

No tengo idea de si a mi marcha este blog seguirá funcionando. Ha habido contribuyentes muy cualificados, de hecho más que yo, para hablar de evolución y de diversos temas a la luz de la evolución. En especial El Dr. Pikitlinov, que, de alguna forma sorprendente ha participado en esta iniciativa al tiempo que sacaba adelante otro blog de gran calidad llamado Evolución y Neurociencias y hacía otras mil cosas que no viene al caso contar.
 
En estos últimos tiempos me he apoyado bastante en él y en Antonio José Osuna, familiarmente conocido como Tay, que también tiene sus líos morrocotudos y mil actividades increíbles. Les he dado la brasa por email y les he tenido al corriente de todas mis gestiones y, sin duda también, de mis indigestiones. Les pido disculpas y les doy las gracias. Son personas valiosas a las que se les ha reconocido su mérito en diversos ámbitos, y mi reconocimiento al fin y a la postre importa poco.
 
Supongo que pronto se pronunciarán sobre lo que van a hacer con esto. O no. Desconozco realmente si estas son las últimas palabras aquí o habrá más. En cualquiera de los casos yo no las escribiré. Voy a cambiar de rumbo, que no de escenario. De hecho creo que no voy a pisar un escenario, ni siquiera uno virtual como este, por mucho tiempo, probablemente nunca más me suba a uno.
 
Espero haber dejado alguna huella en sus mentes, algo así como un fósil en el registro paleontológico de las especies.
 
Me extingo en paz. Que todo siga evolucionando.    

10 comentarios:

Memecio dijo...

¿Por qué? No soy el más adecuado para reclamar nada, puesto que mi contribución es más escasa de lo que me gustaría. Pero este blog ha conseguido un perfil propio, con entrevistas de mucha calidad y una temática entre la evolución biológica y la cultural muy poco común.
Pero si funciona ¿por qué dejarlo?

Germánico dijo...

Memecio, tú eres adecuado para reclamar cuanto quieras. Tus aportaciones serán escasas (en número) pero de grandísima calidad. Y no tienen porque ser una cosa del pasado. ¡Aquí el que se extingue soy yo!

Y sí, el blog funciona, pero seguirá haciéndolo en adelante si así lo deseáis.



Pitiklinov dijo...

Estoy de acuerdo con Memecio, creo que no hay una web como esta, que trate tantas disciplinas que giran alrededor de la evolución (biología, antropología, psicología, evolución cultural, etc.) y que desapareciera sería una pérdida para las personas interesadas en la evolución que hablan español.

Germánico dijo...

Yo me extingo, pero....¿es que este blog debe desaparecer por ello? Pitiklinov, si este blog es lo que es también es en muy gran medida gracias a tí.

Maria Calderón dijo...

Este blog (junto al de Pitiklinov) es tan bueno a mi entender, y me ha descubierto tantas cosas sobre evolución, que deseo realmente que no se extinga.

Un saludo.

Enrique dijo...

Llevo años siguiendo este blog como espectador y participo con vosotros en que sería lamentable su desaparición. Blogs como éste, el de Pitiklinov, el de Eduardo Robredo Zugasti, Biotay, etc son importantes porque dicen lo que muchos quisieran que no se dijese o supiese de ello, a saber, que hay un condicionamiento biológico a aceptar, sublimar o acondicionar en nuestra conducta, y que no es necesariamente pernicioso o primitivo. Desde los sofistas hasta hoy ha habido excesivo conductismo y deseos de crear "hombres nuevos" que a la postre no han llevado sino a tragedias humanas y sociales de incalculable calado. Por eso, aunque sólo sea como faro en medio de la noche mediática, lo veo imprescindible.

También es cierto, y lo digo por experiencia, que un blog no es en lo particular una empresa heroica a viento y marea. Los blogs los componen personas, cuyos intereses y/o necesidades mutan y evolucionan irremediablemente, y lo que hoy es vital o conveniente mañana puede ser prescindible o viceversa. Al final todo se reduce a un asunto de balances y costes, como tantas otras cosas en la vida: evaluar pros y contras y analizar el resultado. Y sobre todo, respecto a este caso, ver si el coste de mantener el blog, a quienes os veáis con capacidad para mantenerlo, se compensa con la satisfacción que os ofrece; lo genérico es importante, como he señalado, pero las costillas sobre las que recae el mismo son las vuestras, y no las de quienes pudiéramos jalearos a distancia descomprometida.

En resumen, que ls decisión queda en vosotros. Para los espectadores y sin dudarlo es una pena, pero sólo somos eso: espectadores. La tramoya es cosa vuestra. :-)

Hagáis lo que hagáis, por lo que hasta aquí habés hecho MIL GRACIAS.

Jesús P. Zamora Bonilla dijo...

Una pena, porque era de los pocos blogs que seguía. Pero yo también cerré el mío, asi que no voy a criticar.
Mucha suerte

Juan Fernando Pinillos Madrid dijo...

He aprendido con los años que existen procesos que valen la pena y procesos que no, y este blog para mi es una fuente de crecimiento e inspiración desde mi campo -ajeno en parte pero no del todo, pues estamos en el área de las ciencias-. Este blog ha sido un proceso increíble que ha valido cada letra, cada palabra y sentido que le ha puesto su creador y le agradezco enormemente su labor y sea cual sea el destino que quieras emprender sea igual de fructífero y lleno de calidad como tu blog. Me entristece pero como dices el blog no tiene porque desaparecer.

GRACIAS POR TU LABOR.

joan palau dijo...

Me adhiero al comentario de Jesús Zamora.
Sólo pediría que , al igual que su blog , este esté disponible , en caso de no continuar ,por mucho tiempo.
Gracias.

joan palau dijo...

Me adhiero al comentario de Jesús Zamora.
Sólo pediría que , al igual que su blog , este esté disponible , en caso de no continuar ,por mucho tiempo.
Gracias.