domingo, julio 04, 2004

No al proyecto de constitución Europea

Estamos en una época crítica para Europa. Entre que Europa se cierre con sus vinos, sus quesos y su buen comer y su xenofobia (antiamericana, antisemita) bien alimentada, pero cada vez más pobre, más xenofoba, más pobre, mas cerrada y así en una espiral sudamericanizante...

O bien, que continue su apertura al comercio mundial, se haga más competitiva y que las clases inproductivas (subvencionados de todo tipo, funcionarios, sectores regulados) disminuyan y se conviertan , simplemente, en una carga más y no que sigan, como ahora, siendo las clases rectoras de los destinos de Europa.

Para ello hay que centrarse en el rigor presupuestario, bajar los impuestos, rebajar el peso del sector público y reducir las regulaciones sobre la economía.

Frente a estas medidas de sentido común, dictadas por la amarga experiencia politica en todo el mundo y en las que practicamente todo el mundo admite como necesarias, con solo diferencias de grado, se alza ahora unos sectores de opinión que prefieren lo mismo que hasta ahora pero más fuerte. Piensan que con hacer un poco de estas reformas, apenas nada, se puede arreglar la situación economica y podremos volver al crecimiento mientras mantenemos todo lo demás. No es cierto. Las reglas han cambiado, la economía va mucho más rápido y otras zonas del planeta ya se han reformado y están creciendo a velocidades increibles: la India, China....

Deberíamos tomar como ejemplo a Irlanda que con sus liberalizaciones y bajadas de impuestos a las empresas ha crecido hasta el punto de que tiene mejor nivel de vida que Inglaterra y es uno de los paises más ricos de Europa. Y lo será del mundo si sigue profundizando en esas politicas. Eso demuestra que no es la raza, ni la religión ni las costumbres las que hacen rico o pobre a un pais, sino las politicas económicas y la manera en que las instituciones hacen respetar el Estado de Derecho y no estorban la iniciativa de las personas mientras respetan lo que obtienen con su trabajo.

La constitución europea no garantiza ninguna de esas cosas y si hace olvidar esos objetivos, que bien se podrian alcanzar sin una unión politica. No creo que necesitemos una organización politica supranacional que aleje aún mas a los ciudadanos de los centros de decisión. Además, si la ha perpetrado Giscard D´Esting, Es suficiente razón para rechazarla.

Y, en este sentido, Eduardo el Bardo, poeta e intelectual activistanos manda una acerada crónica no ausente de meritos literarios:

Por Eduardo el Bardo:
La CEE es el proyecto de unos politicos que vivieron la dureza de la II Guerra Mundial, necesitados de ideas practicas, que hicieran funcionar una region demasiado acogotada por barreras aduaneras y de todo tipo. Se necesitaba algo más que agilizar el comercio del carbón y del Acero y se dieron cuenta de que con tanta frontera no se iba a ninguna parte. Habia que crear un mercado comun o las guerras comerciales entre liliputienses acabarian como acabó Europa en dos ocasiones: Con guerras de verdad.
La burocracia de Bruselas nació para armonizar leyes que facilitaran el transito de mercancias y armonizaran su legislacion. legislaciones a su vez generadas por las burocracias nacionales. Eso podría tener un pase.

Pero la burocracia de Bruselas y los desechos politicos de las democracias nacionales creó un nuevo especimen: El Eurogilipollas. la UE  es fruto de los Eurogilipollas.

La UE es una puta mierda promovida por burocratas y politicos gastadores, amigos del champan con Camembert en vuelos domesticos semanales desde su casa en La bretagne a Bruselas pasando por su chalet-puticlub en Suiza.

Profesionales del bramido contra los paraisos fiscales extraeuropeos y paladines de la Europa social mientras tienen su pasta en Luxemburgo, en la UE con 0% de impuestos sobre el capital. solidarité? Oui, mais non plus.

Conozco a mas de una barriga grasienta ahormada al asiento de clase Business de las compañias de bandera, Quintaesencia de la puta mierda cobarde, corrupta e innoble que es Europa. Una Europa de restaurantes de luxe y parados, de proyectos megaculturales y votos subsidiados. De derechistas sin escrupulos y de izquierdistas de moqueta, todo bien regado de champan. Su representante? Valey Giscard d´estaing, un Roldan Europeo, pero pasado por la sorbona, igual de ladrón, inflado, prepotente y paternalista que se cree eso de la grandeur Europenne cuando la renta per capita cae y cae en relacion de las areas economicas del Planeta. Pues que les follen.
Con la excepcion de bastantes politicos retirados a la fuerza de la primera division de su pais y plantados en las lista Europeas, muchas veces por medio de golpes bajos de su propio partido, como Alejo Vidal Quadras.


ale, a otra cosa

Gracias, Eduardo, había que decirlo.


Una curiosay significativa caricatura que viene 100% a cuento, Por favor, visita la home de este sitio: