miércoles, septiembre 30, 2009

Lingüística cognitiva (entrevista a Mark Turner)

El lenguaje podría verse desde dos ópticas no contradictorias: por un lado como un entramado de significantes y sus reglas de ordenación compartidos, que constituye una auténtica red de comunicación e interrelación social, en la que cada individuo es un nodo de la red, o bien como algo significativo que surge del cerebro y sus operaciones en cada persona dotada de capacidad lingüística.

Durante mucho tiempo se estudió en lenguaje en sí, esa estructura extensa, con múltiples elementos, compleja y flexible con la que denominamos cosas, relaciones y acciones y tratamos de influir en los demás y ordenar el mundo, que evoluciona culturalmente. Se comparaban distintas lenguas y se les buscaban los términos comunes o parecidos para trazar su historia.

Los conductistas veían el lenguaje como todo lo demás en psicología: estímulo y respuesta. Sobre dicho punto de vista aplicado al lenguaje llegó a escribir B.F. Skinner un libro, Verbal Behavior (Conducta Verbal) cuya réplica por parte de un joven lingüista en una reseña realizada poco después, tuvo más importancia que el libro en sí, y supuso una revolución en la ciencia de la mente y en el modo de entender nuestra naturaleza, así como el certificado de muerte del conductismo.

Noam Chomsky echó por tierra las ideas del padre del conductismo sobre el lenguaje y, desde entonces los procesos cognitivos comenzaron a ser tomados en serio a la hora de explicar las causas de la conducta. Esto incluía, por supuesto, la conducta lingüística, pero a Chomsky parecían no interesarle demasiado los aspectos cognitivos del lenguaje. Veía este como una estructura abstracta en la que había unas reglas universales y, aunque suponía un sustrato de esta estructura y sus operaciones, con un fundamento genético y neural, no parecía querer desentrañar el mismo y poner a prueba sus propias hipótesis en el cerebro.

En los años 80 un grupo de lingüistas abrió el campo de la lingüística cognitiva, que venía a representar, en cierto sentido, a un tiempo una ruptura con Chomsky y una consecuencia inevitable de su enfoque. Si el lenguaje tiene un fuerte componente innato y es una estructura abstracta, hay que buscar en el cerebro y en su procesamiento sus correlatos. La consecuencia que sacaron los lingüistas cognitivos es que el lenguaje no es una facultad separada, ni tiene un órgano específico, sino que participa de la cognición general, siendo de esta una faceta más.

Entre dichos investigadores destaca Mark Turner, que ha buscado en lo cognitivo mucho más que el lenguaje. Como el mismo dice en su página y atestigua con sus libros, estudia de la naturaleza y la emergencia de las operaciones cognitivas de alto nivel que distinguen a los humanos de otras especies y que aparecieron durante el paleolítico superior. Esto le ha llevado a nuestra forma de pensar sobre literatura, arte, política o economía.

El Profesor Turner ha tenido la amabilidad de respondernos unas preguntas. Marzo las ha traducido al castellano.

En inglés:

1. How do we think?

Like other primates, but with a big difference. Other primates integrate conceptual structures in rudimentary ways. We integrate them in both rudimentary and advanced ways. We can integrate them even when they clash in core structure, such as causal, temporal, spatial, modal, and aspectual structure. Our advanced form of conceptual integration, called "double-scope blending,” is the big difference: it gives human beings the capacity for higher-order cognition and behaviors: art, music, religion, language, mathematical insight, scientific discovery, culture, fashion, advanced social cognition, advanced tool use, sign systems. Other animals are for the most part restricted cognitively to a local scale. But human beings, thanks to double-scope blending, can anchor vast networks of conceptual arrays in human-scale blends. We use those human-scale blends as platforms from which to understand, manipulate, grasp, and work on these networks. Human beings can think at network scale, which is much larger than human scale.

2. What is the deep meaning of art?

Double-scope blending is a species-wide mental ability that makes culture possible. Art is at once a great flowering of that species-wide ability and a remarkable demonstration of how it endows us with the capacity to evolve culturally, that is, in cultural time rather than evolutionary time. There is no evidence as yet that basic human mental operations have evolved during the last fifty thousand years or so, but during that time almost everything we regard as marking our humanity has been invented, art often leading the way.

3. What is language? How did it arise? How did it evolve?

Gilles Fauconnier and I provide our answers to these questions in chapter nine of The Way We Think. The evolution of double-scope blending solved the central problem of language and made it possible for our species to advance far beyond the sorts of impressive communication we see in other species.

4. What are our cognitive limits when we think about economic or political questions? Is there any possibility to find in them some universally accepted truth?

Our cognitive limits in thinking about anything are severe. The human brain operates at a basic, local, human scale except that our capacity for double-scope blending allows us to understand vast conceptual networks by anchoring them in human-scale blends. The indispensability of human-scale blends is a strong constraint on thought. There are many aspects of our thinking about political and economic decision-making that should be universally accepted, such as that a self is variable, and that a self at any moment knows that it is subject to variation and takes defensive and offensive actions against its past and future versions. These basic truths from cognitive science are papered-over by classical economics, which assumes a constant self, in the form of a utility function. But a self is a complicated and dynamic outcome of complicated conceptual integration networks.

5. In which sense is language metaphoric?

Words do not mean. Expressions do not mean. Terms do not refer. Language is a system of tiny prompts for guiding listeners to construct elaborate meanings. We use the small toolbox of language to prompt others, and ourselves, to activate mental operations we already possess to work on things we mostly already know. Sometimes, we construct a conceptual integration network that contains a metaphoric link. Double-scope blending makes both language and metaphor possible.

6. What is the meaning of the meaning?

It might seem obvious that life and its events should have meaning for human beings and some other animals, but how we experience the world as meaningful and even have consciousness of some of that meaning is a question on which there is no scientific consensus. The most promising current approach derives from the hypothesis of “embodied cognition”: the brain is built to run the body, and some of those bodily states are directly meaningful, providing a basis for constructing further meaning. Antonio Damasio has taken this question up in The Feeling of What Happens.

7. What are you now working on? What is your highest scientific challenge? What is the mystery you would dream to unveil?

How do we make ourselves human? We were not so much created by evolution as we were endowed by evolution with the mental operations we need to make ourselves human. Human beings have amazing cognitive freedom but also severe cognitive constraints. The constraints make the freedom manageable. What are the mental operations that make us human, and how have we deployed them to constitute culture? This is the great scientific question of our age.


En castellano:

1. ¿Cómo pensamos?

Como otros primates, pero con una gran diferencia. Otros primates integran estructuras conceptuales de maneras rudimentarias. Nosotros las integramos de maneras tanto rudimentarias como avanzadas. Podemos integrarlas aun cuando están en conflicto en una estructura central, como una estructura causal, temporal, espacial, modal y aspectual. Nuestra forma avanzada de integración conceptual, llamada "integración de doble ámbito", es la gran diferencia: proporciona a los humanos la capacidad de cognición y conductas de orden superior: arte, música, religión, lenguaje, intuición matemática, descubrimiento científico, cultura, moda, cognición social avanzada, uso de instrumentos avanzados, sistemas de signos. Otros animales están en su mayor parte restringidos cognitivamente a una escala local. Pero los seres humanos, gracias a la integración de doble ámbito, podemos anclar vastas redes de matrices conceptuales en integrados de escala humana. Usamos esos integrados de escala humana como plataformas desde las cuales entender, manipular, aprehender y trabajar sobre estas redes. Los seres humanos pueden pensar a escala de red, que es mucho mayor que la escala humana.

2. ¿Cuál es el significado profundo del arte?

La integración de doble ámbito es una capacidad mental extendida a toda la especie que hace posible la cultura. El arte es a la vez un gran florecimiento de esa capacidad de toda la especie y una notable demostración de cómo nos dota con la capacidad de evolucionar culturalmente, esto es, en tiempo cultural en lugar de en tiempo evolutivo. No hay evidencia hasta ahora de que las operaciones mentales humanas básicas hayan evolucionado durante los últimos cincuenta mil años o así, pero en ese tiempo se ha inventado casi todo lo que consideramos que señala nuestra humanidad, con el arte a menudo abriendo el camino.

3. ¿Qué es el lenguaje? ¿Cómo surgió? ¿Cómo evolucionó?

Gilles Fauconnier y yo damos nuestras respuestas a estas preguntas en el capítulo 9 de The Way We Think. La evolución de la integración de ámbito doble resolvió el problema central del lenguaje e hizo posible que nuestra especie avanzase mucho más allá de las impresionantes clases de comunicación que vemos en otras especies.

4. ¿Cuáles son nuestros límites cognitivos al pensar sobre cuestiones económicas o políticas? ¿Hay alguna posibilidad de hallar en ellas alguna verdad universalmente aceptada?

Nuestros límites cognitivos al pensar sobre cualquier cosa son severos. El cerebro humano opera a una escala básica, local, humana, excepto porque nuestra capacidad para la integración de doble ámbito nos permite entender vastas redes conceptuales anclándolas en integrados de escala humana. La indispensabilidad de las integraciones de doble ámbito es una fuerte restricción del pensamiento. Hay muchos aspectos de nuestro pensar sobre la toma de decisiones políticas y económicas que deberían aceptarse universalmente, como que un yo es variable, y que un yo sabe en todo momento que está sujeto a variación y actúa defensiva y ofensivamente contra sus versiones pasadas y futuras. Estas verdades básicas de la ciencia cognitiva la economía clásica las cubre bajo el empapelado, asumiendo un yo constante, en forma de una función de utilidad. Pero un yo es un resultado complejo y dinámico de complejas redes de integración conceptual.

5. ¿En qué sentido es metafórico el lenguaje?

Las palabras no significan. Las expresiones no significan. Los términos no refieren. El lenguaje es un sistema de diminutas incitaciones que guían a los oyentes para que construyan elaborados significados. Usamos la pequeña caja de herramientas del lenguaje para incitar a otros, y a nosotros mismos, a activar operaciones mentales que ya poseemos para trabajar sobre cosas que en su mayor parte ya sabemos. A veces construimos una red de integración conceptual que contiene un eslabón metafórico. La integración de doble ámbito hace posibles tanto el lenguaje como la metáfora.

6. ¿Cuál es el significado del significado?

Podría parecer obvio que la vida y sus acontecimientos deberían tener significado para los seres humanos y algunos otros animales, pero el cómo experimentamos que el mundo es significativo e incluso tenemos consciencia de parte de ese significado es una cuestión sobre la que no hay consenso científico. El más prometedor de los enfoques actuales deriva de la hipótesis de la "cognición incorporada": el cerebro está construido para gestionar el cuerpo, y algunos de esos estados corporales son significativos directamente, lo que proporciona una base para construir ulteriores significados. Antonio Damasio ha abordado esta cuestión en "The Feeling of What Happens".

7. ¿En qué trabaja ahora? ¿Cuál es su máximo reto intelectual? ¿Cuál el misterio que soñaría con desvelar?

¿Cómo nos hacemos a nosotros mismos humanos? No es tanto que la evolución nos crease como que la evolución nos dotó de las operaciones mentales que precisamos para hacernos a nosotros mismos humanos. Los seres humanos tenemos una asombrosa libertad cognitiva, pero también severas restricciones cognitivas. Las restricciones hacen la libertad manejable. ¿Cuáles son las operaciones mentales que nos hacen humanos, y cómo las hemos desplegado para constituir la cultura? Esta es la gran cuestión científica de nuestro tiempo.