jueves, enero 05, 2012

Economía Experimental (entrevista a Vernon Smith)

No fui un estudiante muy aplicado de la carrera de económicas. Mi mente divagaba ignorante, dentro del estrecho margen de movimiento que le dejaba el estar atrapada sin saberlo en una compleja red de intereses políticos, mediáticos, profesionales, empresariales, familiares y, por supuesto sexuales, todos ellos sutil o abiertamente económicos. Los modelos matemáticos se sucedían en las pizarras de los profesores de mi facultad. Ejes cartesianos encerrando curvas entrecruzadas en puntos de equilibrio resultaban ser para mi contradictoria y sufriente persona una especie de entidades en última instancia arcanas y pluscuamperfectas. Por supuesto sabía resolver los problemas, y entendía el equilibrio de oferta y demanda. Pero echaba en falta al agente económico humano. Lo comentaba con un compañero del pupitre de atrás. La economía debería tener algo más de psicología. En realidad no sabía exactamente de qué estaba hablando y, de hecho, mis palabras resonaban en el cántaro vacío de una universidad, la española, aislada en gran medida de los entonces relativamente recientes avances de las ciencias sociales, en particular de la conducta. Existían ya una economía experimental y una psicología de la toma de decisiones económicas (y no económicas) en situaciones de incertidumbre. Amos Tversky y Daniel Kahneman llevaban años trabajando juntos y habían propuesto ya sus heurísticos (y los inherentes sesgos que producen) y su teoría prospectiva, y Vernon Smith estaba haciendo también desde hace tiempo economía experimental, algo que para muchos puede sonar tan contradictorio como experto incompetente. Pero, ay, el trabajo de Tversky, Kahneman y Smith hacía no tan contradictorios los términos de economía y experimental, y, desde luego conciliaban con éxito sorprendente los de experto e incompetente.

Dada mi deficiente aplicación a la economía, fundamentalmente por falta de interés, mi padre, ingeniero él, me presentó a un colega suyo del trabajo que era además profesor universitario de matemáticas para que me ayudase en esa parte de mis estudios. Su ayuda me sirvió para sacar un 10 en un examen de matemáticas, pero luego mi interés volvió a decaer, siendo la macroeconomía, y la econometría (que no la estadística) mis asignaturas más detestadas. Recuerdo haber mantenido conversaciones muy interesantes con aquel hombre que me explicó matemáticas, Leandro, se llama, en una de las cuales me aseguró, hablando de sus hijos, que el peor inversor del mundo era un padre. ¿Por qué tanto trabajo? ¿Para qué tantos desvelos y sufrimientos? ¿Qué ventajas obteníamos de ser padres? Desde un punto de vista de inversor económico, de hombre económico, no parece verdaderamente la inversión más rentable. Calculado matemáticamente seguramente arrojaría un resultado negativo. Y sin embargo todos estamos aquí -y, hablando en números, somos más de siete mil millones- por que alguien decidió, conscientemente o no, invertir en cada uno de nosotros. Y no hablamos del padre supremo, sino de cada padre y madre (sobre todo esta última) carnales.

Dos años antes de que yo finalizara mis estudios murió Amos Tversky. No pudo recibir el Premio Nobel que Daniel Kahneman compartió con Vernon Smith. Había razones de peso para dar ese Premio Nobel conjunto, en cualquier caso. Uno, Kahneman, había puesto de manifiesto como psicólogo que el ser humano no es enteramente racional, por decirlo suavemente, y que por tanto, desde una perspectiva económica, no es un optimizador de recursos muy fiable. Smith había contribuido también a descubrir fallos en nuestro raciocinio, una vez considerado el más alto logro de la naturaleza toda, pero lo que buscaba era medir, experimentalmente, utilidades. Las personas, comprobó Smith, no se guían por el interés egoísta primario, pero tampoco son benefactores indiscriminados. Y eso, en los juegos que jugamos a diario sobre el gran parqué de los mercados formal e informalmente organizados, condiciona los resultados de todas nuestras transacciones en un sentido u otro. Existen en nosotros mecanismos psicológicos fundamentales que condicionan nuestras actividades económicas, las más explícitas y también las más sutiles (cuya economía suele descubrirse con un análisis evolucionista, me atrevería a decir). No es de extrañar que Darwin tomara parte de los fundamentos de su teoría de la evolución por selección natural de la lúgubre ciencia económica y del agorismo matemáticamente plausible del economista Malthus.

Tampoco resulta extraño que el que fuera llamado padre de la economía, Adam Smith, anticipara en su libro originariamente menos conocido, pero mejor, La Teoría de los Sentimientos Morales, ideas que ahora están resultando de extraordinaria "utilidad" en el nacimiento de una nueva economía, o el Renacimiento de la economía que fundara Smith. La economía conductual resulta de la confluencia de la experimentación psicológica aplicada a los agentes del mercado, desde consumidores de supermercado, pasando por agentes de bolsa, hasta altos directivos de multinacionales o los mismos políticos.

Vernon Smith es el padre de la Economía Experimental igual que Adam Smith lo fue de la Economía. Pero este hombre sabio, en muchos aspectos muy parecido al escocés, sabe reconocer la importancia de su predecesor, del autor de La Riqueza de las Naciones, como inspirador del nuevo paradigma que da al traste con el viejo paradigma que se originó con el mismo personaje, pero que se fue deteriorando lamentablemente con la introducción de una matemática pretendidamente exacta y de unos modelos hipotético-deductivos, en gran parte pergeñados por Alfred Marshall, tomados de las llamadas ciencias duras, como si de la economía se pudiera hacer una física (sueño utópico de todo racionalista de salón). Pero ahora la economía es más social que nunca, y une en su nueva expresión, la Economía Conductual, psicología (especialmente la social y evolucionista) y economía (especialmente microeconomía).

Pronto, si todo va como he acordado con sus representantes, tendremos entre nosotros al otro gran héroe vivo de esta gran historia de la ciencia, Daniel Kahneman.

Vernon Smith ha tenido la amabilidad de responder unas preguntas para La Nueva Ilustración Evolucionista. El correcto inglés de las preguntas fue revisado por José Miguel Guardia, autor del siempre actualizado y actualizante blog Barcepundit.

En inglés:

1 .- What do you share with Adam Smith, besides the last name and being considered the father of economy (experimental, in your case)?

Neither I nor Adam Smith is a utilitarian.  We both recognize the important distinction between impersonal market exchange and personal social-economic exchange. I got there via experiments; he got there by a very perceptive understanding of human sociability, property rights and markets. In the past I have used expected utility theory in deriving predictions of choices, as in auctions, but across the range of different auction institution s, choices in experiments contradict the hypothesis that the theory can organize individual decision making independent of particular context. In impersonal market exchange, gain seeking by individuals still has predictive power, but it performs very poorly in personal socioeconomic exchange settings.In "The Theory of Moral Sentiments" (TMS) Adam Smith understood well much of what we have learned from small group interactions in the laboratory: that actions are governed by the fitness of their expressed conduct with the criteria that we have internalized from our social experience. Thus he recognized that neither a utility for our own reward or a utilitarian "social preference" concept could account for human gratitude and reward for beneficence; nor human resentment and punishment of injustice. Over and over again he emphasized the asymmetry between gains and losses in affecting our conduct (Kahneman's important independent finding). He derived his theory of property rights from these propositions.Hence, Adam Smith's "Wealth of Nations" (1776) is best understood as a work that was both preceded and followed by TMS (1759, 1790 6th edition)I believe he got it substantially right, but further investigation is clearly indicated to see how far his propositions generalize; certainly economics (psychology originally, but less so today) were diminished in failing to be influenced by TMS.

2 .- How can we make experiments in economics?

Impossible to summarize a lifetime in answering this question!

3 .- What is the market equilibrium? How is it achieved?

A state of no systematic change in prices and outcomes given no change in the economic environment.

4 .- What is left of homo oeconomicus?

It has great explanatory power in understanding the decisions that connect buyers in Wall Mart with producers in the  Pearl River valley of China, through a communication-transportation network whose complexity requires no one to understand or control; or why at 1am if you stop at a Circle K store you will find the quart of milk you need. But it does not explain why in response to a benevolent action from you, I will sacrifice some personal gain to recompense you. Or in response to a hurtful action from you, I will incur a cost to punish your action.

5 .- What does evolutionary psychology teach us about economics and what does economics teach us about our evolved psychology?

That our conduct in action is importantly governed by the accumulation effects of cultural and genetic change in our history.

6 .- What do you think about the emerging neuroeconomics?

No emerging new promising technology and manner of asking questions should be discouraged.

7.-What's your opinion of Daniel Kahneman, with whom you shared the Nobel Prize?

Very deserving of the recognition.

8.-Isn’t freedom an utopia in a world in which men struggle for power?

No, because we have made enormous strides against the tide of that struggle. Since 1800 an enormous increase in world income per capita has occurred. Moreover, that growth is greatest and the gap between rich and poor the smallest in those countries that are the most free.  (See the annual data reported in The Economist)

9.- What are you working on now?

Asset durability and price bubbles.
Market Performance: perishables goods (not re-traded) vs durable goods (re-traded) 
Prosperity and Recessions over the last 90 years
Behavior and information in a multilevel three person trust game
Risk and the Evolution of Human exchange
Adam Smith and Experimental Economics



En castellano:

1 .- ¿Qué es lo que comparte con Adam Smith, aparte del apellido y de ser considerado el padre de la economía (experimental, en su caso)?

Ni Adam Smith  ni yo somos utilitarios. Ambos reconocemos la importante distinción entre el intercambio de mercado impersonal y el intercambio personal socio-económico. Yo llegué a ello a través de los experimentos, él lo hizo a través de  un entendimiento muy perspicaz de la sociabilidad humana, los derechos de propiedad y  los mercados.

En el pasado utilicé la teoría de la utilidad esperada para derivar predicciones a partir de las elecciones, como en las subastas, pero a través de todo el espectro de instituciones de subastas, las elecciones hechas en los experimentos contradecían la hipótesis de que esta teoría pueda organizar la toma de decisiones individuales, independientemente del contexto particular. En el intercambio impersonal de mercado, la búsqueda de ganancia por parte de los individuos sigue teniendo poder predictivo, pero esto funciona muy mal en los ajustes que se dan en el intercambio socio-económico personal.

En "La Teoría de los sentimientos morales" (TSM) Adam Smith mostraba comprender bien la mayor parte de lo que ahora nosotros hemos aprendido con las interacciones de pequeños grupos en el laboratorio: que las acciones son regidas por la conveniencia de la conducta que expresan con los criterios que hemos interiorizado de nuestra experiencia social. Así, él reconoció que ni una utilidad orientada a nuestra propia recompensa o un concepto utilitario de "preferencia social" podían dar cuenta de la gratitud humana ni de las recompensas de la beneficencia, así como tampoco del resentimiento humano y el castigo de la injusticia. Una y otra vez hizo hincapié en la asimetría que se da en cómo afectan a nuestras conductas las ganancias y las pérdidas (un importante descubrimiento hecho independientemente por Kahneman). Derivó su teoría sobre los derechos de propiedad de estas proposiciones. De ahí que "La Riqueza de las Naciones" (1776), de Adam Smith, se entienda mejor como una obra que fue precedida y seguida por el TSM (1759, 1790 6 ª edición)

Creo que él estaba sustancialmente en lo cierto, pero futuras investigaciones son claramente necesarias para ver hasta qué punto se pueden generalizar sus propuestas, ciertamente la economía (la psicología al principio, pero menos en la actualidad) han sido peores en la medida en que no han sido influidas por la TSM.

2 .- ¿Cómo podemos hacer experimentos en la economía?

¡Imposible resumir toda una vida respondiendo a esta pregunta!

3 .- ¿Quél es el equilibrio de mercado? ¿Cómo se alcanza?

 Es un estado en el que no hay cambios sistemáticos en los precios y los resultados, no habiendo cambios en el entorno económico.

4 .- ¿Qué queda del homo oeconomicus?

Tiene un gran poder explicativo en la comprensión de las decisiones que conectan a compradores en Wall Mart con productores en el valle del río Perla de China, a través de una red de comunicaciones y transporte, cuya complejidad no requiere de nadie que la entienda o la controle, o por qué si se detiene a la 1 de la madrugada en una tienda Circle K encontrará el litro de leche que necesita. Pero no explica por qué en respuesta a una acción benevolente suya, sacrificaré algunos beneficios personales para recompensarle. . O que en respuesta a una acción perjudicial que me infrinja, vaya yo a incurrir en un coste para castigar a su acción.  

5 .-¿Qué nos enseña la psicología evolucionista sobre la economía y que nos enseña la economía sobre nuestra psicología evolucionada?

Que nuestra conducta en acción está gobernada de forma importante  por los efectos de la acumulación de cambios culturales y genéticos en nuestra historia.

6 .- ¿Qué piensa sobre la emergente neuroeconomía?

Ninguna nueva y prometedora tecnología emergente y manera de formularse las preguntas debe ser descartada.

7.-¿Qué opinión tiene de Daniel Kahneman, con quien compartió el Premio Nobel?

Muy merecedor del reconocimiento.

. 8.-¿No es la libertad una utopía en un mundo en el que los hombres luchan por el poder?

No, porque hemos hecho grandes progresos en contra de la corriente de esa lucha. Desde 1800 se ha producido un enorme incremento en el ingreso mundial per cápita. Además el crecimiento es mayor y la brecha entre ricos y pobres es menor en aquellos países que son más libres. (Ver los datos anuales reportados por The Economist)

9 .- ¿En qué trabaja ahora?

Durabilidad de los activos y las burbujas de precios.
Rendimientos de los mercados de productos perecederos (no re-negociados) frente a los  de los duraderos (re-negociables).
La prosperidad y las recesiones en los últimos 90 años
Comportamientos e información en un juego de confianza multinivel de tres personas.
Riesgo y evolución del rendimiento en el intercambio humano.
Adam Smith y la Economía Experimental.