miércoles, diciembre 12, 2018

La Inevitabilidad del Patriarcado (entrevista a Steven Goldberg)

La Inevitabilidad del Patriarcado es un libro escrito por el sociólogo Steven Goldberg en 1973 donde plantea que no existe ninguna sociedad que no sea patriarcal y propone que la causa de ello es la diferencia neuro-endocrinológica entre el hombre y la mujer. En 1992 publica una segunda versión bajo el título Why Men Rule donde amplia y contesta a las críticas recibidas (puedes ver un resumen aquí). Con lo comentado en esa entrada se puede seguir la entrevista si bien conviene precisar un par de cosas.

La primera la menciona Goldberg en su respuesta a la última pregunta. El libro no es un libro político. El único objetivo de Goldberg es demostrar la universalidad del patriarcado (o más bien de las tres instituciones que describe) y proponer una explicación suficiente de esa universalidad. No entra para nada en valoraciones de si es bueno malo lo que describe, solo lo describe. Lo que es no implica nunca lo que debe ser y como él mismo señala en la introducción a Why Men Rule: “la ciencia no sabe nada del “debe”. La respuesta a preguntas sobre el “debe” requieren elementos subjetivos que la ciencia no puede proveer”.

La segunda cuestión es que el doctor John Money del que se habla en la entrevista es el médico que llevó el caso de David Reimer, el niño educado como niña tras una complicación en su circuncisión. Money fue el que tuvo la idea de educarlo como niña y convenció a los padres para que no se lo contaran a David. Al principio presentó el caso como un éxito de la socialización aunque luego se supo que Reimer siempre tuvo una identidad masculina, pidió un cambio de sexo en la adolescencia y acabó trágicamente suicidándose. A Money se le atribuye también la acuñación del término género para referirse  a los roles sociales de hombres y mujeres. 

En inglés:

1- First of all I would like to ask you about the gestation of The Inevitability of Patriarchy, how did you arrive to the idea of writing the book? You are a sociologist and it was not usual at the time (neither now, we will talk about it) for a sociologist to speak about the biological causes of social phenomena. Could you say something about your personal evolution? 

In 1970, I, like most graduate students, was politically on the left and accepted the sociological view that male-female differences in behavior were a function of cultural values and expectations.
I began to write what I thought would be simply an article expressing this view. To support this argument, I asked a number of anthropologists to give me the name of a society in which women ruled, or, least in which neither sex did. After a lot of hemming and hawing, I didn’t get one positive answer.  

So I went to the research, mostly popular sources. Finding a number of claims of exceptional societies, I consulted the original ethnographies—something the claimants never did. It struck me that, with fifty or so claims of exceptional societies and not one really an exception—and thousands of societies that no one even claimed to lack patriarchy--it seemed likely that some basic biological difference between males and females must underlie the social conceptions of male and female. 

The article turned into a book in which I argued with myself (much more powerful counter-arguments, I would say, than feminists ever came up with). The book was published under the title, The Inevitability of Patriarchy. I preferred this tittle to that the publisher insisted on for the second version--Why Men Rule—because the first title did precisely what a scientific claim should do: It stated the conditions under which it would be acknowledged to be incorrect (the discovery or development of a single non-patriarchal society). Seeing how strongly emotion and political wish triumphed over truth—for both the left and the right—I found that my career became devoted to analyzing faulty arguments on issues such as intelligence, the death penalty, black athletic aptitude, and the like. 

2- Now, after all these years, how do you see your theory? Do you think it is basically right? Have you discovered weak points or have you found something to add to it? Would you remove something?

I believe the theory is as likely to be correct as I ever have. Critics occasionally claim that increases in women in government in modern societies auger an eventual eradication of patriarchy. There are a number of problems with this. 

Every one of these societies feels it necessary to have governmental agencies and policies devoted to overcoming “inequality” of women. This is a prima facie proof that these societies are still patriarchal. 

Some modern societies—Scandinavian countries, for example—have long had changes in laws and policies favoring women, but these countries are still clearly patriarchal. There are (a minority) of primitive societies that give women a role that is—save for on a purely legal level—considerably better than exists in modern societies. Yet these, too, are clearly patriarcal. 

I have written that is possible—at least in principle, if extraordinarily unlikely in reality—that the status of political leadership falls to a point at which men chase higher-stats roles and positions and women can then come to dominate the formerly high-status political positions. This would mimic the situation in which teaching in the U.S. in the nineteenth century, overwhelmingly male, lost status in the Twentieth Century, permitting women to take over the field. There is no real evidence that this is likely to happen in modern politics. But it is worth mentioning that some argue that control of the economic system, whatever its nature in any particular society, is becoming stronger and stronger and mas become more powerful than the political system. Economic systems are, of course even more dominated by males—far more strongly than are the political systems. Should this unlikely eventuality come to pass, then, of course,, my theory would literally be incorrect (if women came to dominate politically in some societies). But in spirit it would be correct. Males would continue to rule in all societies.

3- I would like to know your opinion about the present situation in the nature/nurture debate. I would say that blank slatism and environmentalism is rampant. Do you agree? Are you surprised by the evolution of the social sciences in the last decades? Did you predict in 1973 or 1992  that things would be as they are now?

Even by the early seventies sociology was committed to a purely environmental view of differences between male and female behavior. Back then I found that something like thirty of thirty-three introductory sociology textbooks claimed that Margaret Mead had discovered a non-patriarchal society—this despite the fact that, thirty years earlier, she denied it (And despite the fact that she agreed, in  review of Patriarchy, that there had never been such a society. But today things, in sociology in general at least, are infinitely worse. A political correctness that simply ignores evidence in favor of wish infuses the entire field. However, some of the truly talented people in various social sciences—even a few in sociology—have seen that genetic-physiological factors underlie and give direction to human behavior.  While I might not have predicted the extent to which so much of social science would descend to the low level of today, it would not have taken great insight to see the direction most social science was taking.

4- Are you surprised by the evolution of feminism?

Once one knows what actually occurred, it is difficult to say what one would have predicted. This is especially true with a development that seems, in retrospect, virtually inevitable. Feminism, as a result of the advent of birth control, Roe vs. Wade, women going to college, economic changes and materialism requiring women’s bringing in income, and, above all, the black civil rights movement, make it hard to imagine there not being feminist movement, though I would not claim to have predicted it .

However, if one had been told in, say, 1968 that there would be a feminist movement, then, I believe, one would have said that it was likely to first emphasize equal rights and opportunity and then oppression and victimization—precisely because this was how the black movement developed.

There is some difference between the black and women’s movements. Blacks virtually unanimously accept and believe the narrative of black oppression. On the other hand, while a great many women accept the view of “patriarchal oppression” --especially on the two U.S.coasts—a great many do not take he narrative seriously. The difference is owing to the fact that there is no black impulse opposing the black view, while women’s feminine impulses tend to make the patriarchal narrative less pressing…

At this point prediction is much easier. The United States become more like Scandinavia; women will play a significant but minority political role, and males will continue to totally dominate the financial system

5- I think that you believe that human nature exists, but this is something philosophers disagree about. How would you defend that human nature is real or at least that it is a useful concept? I think there is a dilemma with human nature and that we move between two extremes. At one end of the dimension  we can fall prey of the naturalistic fallacy. But at the other end it seems that it is not wise to ignore human nature when we are making social and political decisions. It seems that we shoud take human nature into account. Is there a solution to this dilemma, a middle point?

In serious work I tend to avoid both the terms “natural” and “human nature”. Anything that happens happens in nature and is “natural”, so the term offers nothing. More important, while human nature can occasionally be a helpful summarizing word, it is always better, when possible, to state the reason for believing that there is a specific hereditary-physiological factor at work.  For example, rather than attributing male-female differences to “human nature”, it is far more fertile and persuasive to invoke universality in thousands of societies otherwise so dramatically different and direct hormonal difference of men and women. 

While in the long, long term environment certainly affects, indeed determines, heredity and physiology, in the long term hereditary-physiological factors always and constantly give direction to, and set limits on, human behaviors. Sexual positions and numbers of mealtimes may vary from society to society, but heredity and physiology require that all societies will have these in one form or another… 

At a basic level, I don’t think the extent people “take into account” human nature much matters. At this level the factors I discuss will manifest themselves “automatically”.  However, it is possible, at a higher level for culture to attempt to override biological forces. To the extent that this is successful—if ever—my work offers no argument against it. (Politically some may feel this has negative social effects, but nothing I write implies anything political).  My work is at the level of inevitability and at this level effects, like patriarchy, can’t be avoided.

6- I would like to ask you now some questions about the theory of evolution in relation to your theory. You say clearly, and i think you are totally right, that your theory makes no assumption that there is any female physiological factor  complementing the dominance tendency of the male. In the same way, you don´t try to explain why men and women have evolved the way they have. All that is not necessary for your theory. From an evolutionary frame, you are referring in your theory to proximal causes and evolutionists refer to ultimate or distal causes. But it seems that women do prefer men with status and that the ultimate reason of the neuro-endochrinological physiology of men could have to do with this preference of females. From an evolutionary point of view, sexual selection and intrasexual competition could be the distal causes of the different evolution of men and women. Do you think that an evolutionary perspective is complementary of your theory or do you think that evolutionary hypothesis are too speculative? 

As you point out, I make no attempt to explain why men and women evolved to possess their current physiological constitutions. I avoid evolutionary considerations because such considerations are necessarily far more speculative than anything in my theory need be. There seemed no reason to rest the theory on an unavoidably speculative basis.

However, while they play no role in my theory, some considerations would seem obviously to be relevant to male-female differentiation. Such differentiation began long before even any mammals evolved. So, whatever the reason for the differentiation, it runs very deep. From the species survival point of view, a woman is far more important. Each woman lost—for whatever reason—means lost offspring. Ninety-nine men lost means just some extra work for the hundredth. It would be unlikely that, this being the case, greater aggression and physical strength were to evolve in women.

I suppose that any sensible evolutionary theory of sex differences would have to be complementary to mine, since the reality I discuss is what evolved and must be explained (whether my theory be correct or not)..



7- Let´s talk about the future of Patriarchy (I assume you are right about the past). Do you still think that patriarchy is really inevitable? We are living great changes. There is a lot  of female politicians (in Sweden, for example), physicians (in Spain 70% of medical students are women) judges (in Spain more than 50% of the judges are female), etc…Do you think that in the future the upper positions in the hierarchy will still be taken by males? Will what we consider the upper positions or the positions with more status change?

I think I pretty much covered this in answering question  two. I would add that, of course, there are major changes if one compares women’s roles today with those of a century ago. But none of these changes even begins to approach a level casting doubt on the existence of patriarchy.

I don’t know about Spanish physicians, but in Russia the percentage of women rose dramatically just as the status of physicians began to fall (as was the case with teachers in the United States. Perhaps this is true of physicians in Spain also).


8- It has been very interesting to see that when you write Why Men Rule the truth about David Reimer was not known. Also, I have found a hard critique of the Inevitability of Patriarchy by John Money:
What do you think of his work now?

John Money's unethical treatment of Reimer demonstrates his unquestioning devotion to cultural explanations of sexually-differentiated behavior. 

But far more important here is this: Like so many reviewers, Money doesn't even attempt to address my theory, but simply asserts that cultural factors determine basic  male-female
differences.

My central point is that Money's assertion is not true and I present the evidence to demonstrate that it is not true. 

Money could have a least attempted to name a single one (of thousands ) of societies that was not patriarchal (though, of course, he could not do this. If he could I wouldn't have written my book).

Or he could have granted the universality of patriarchy, but attempted to provide a cultural explanation for the universality. (Though this would seem impossible; thousands of different societies have astonishingly varying cultures, yet every one of their cultures conforms to the basic directions and limitations imposed by genetic sexual difference).

There are, of course, individual exceptions--just as there are women who are six-feet ten inches tall and men who live to 105. But societies observe a social law of large numbers and express this in their expectations and values.

9- Money says that the Inevitability of Patriarchy is a nervously argued book. I have not read it but I have read Why Men Rule and I think it is a brilliantly argued book. Someone says in Amazon that it reads like a mathematical book or, I would say, like a philosophical book. I wonder if you have philosophical training? How did you design the flow of argumentation for the book?

Thanks for the complement.  I think that Money’s view of my work as “nervous”  reflects my need to make an impenetrable argument. After all, I state that there is no exception to what I claim and that environmentalist arguments are infused with errors. To demonstrate this I had to block every avenue of escape. One  wishing to read my analysis of environmentalist arguments of sex differences might consult my web site, 
http://goldberg-logic.com/. 

I never considered myself much of a scholar. A life in the library stacks didn’t appeal to me (though this may seemed to be belied by the endless hours I had to spend tracking down original ethnographies of claimed non-patriarchal societies. The ethnographies made clear that no ethnographer ever made this claim.

From the time I was a Little kid, however, I  had a strong logic sense. (My little brother and sister ware always saying “Steve, stop being so technical”). This is the heart of nearly everything I have written addressing social causation

The flow of my arguments, especially in Patriarchy, comes from my endlessly arguing with myself in an attempt to get to the true arguments

10- You mention the experience of the kibutz in Israel. I think that it was a very interesting kind of natural experiment but it has been totally ignored by feminism. Do you think that it should be better known?

Research on the Kibbutz certainly demonstrates the impossibility of eliminating sex roles, no matter how strong the ideological commitment to doing so. But that’s about the last thing feminists would want to explore. 

11-Would you like to add something which you consider important to understand your work? Thank you for your kindness

I would add only that my work is not political. Whether one takes what I say and argues that society should maximize the basic male-female differences or minimize them is of no interest to me (as long as the desire is for the posible). What is, and what is likely to be, interests me far more than what should be..



En español:

1- Antes de nada me gustaría preguntarle por la gestación de la Inevitabilidad del Patriarcado, ¿cómo llegó a la idea de escribir el libro? Usted es sociólogo y no era normal en aquellos años (tampoco ahora, hablaremos de ello) que un sociólogo hablara de las causas biológicas de los fenómenos sociales. ¿Podría contarnos algo acerca de su evolución personal?

En 1970, yo, como la mayoría de los graduados universitarios, estaba políticamente en la izquierda y aceptaba la visión sociológica de que las diferencias hombre-mujer en conducta eran una función de los valores culturales y las expectativas.

Comencé a escribir lo que yo pensé que iba a ser simplemente un artículo expresando este punto de vista. Para apoyar mi argumento, pedí a varios antropólogos que me dieran el nombre de alguna sociedad en la que mandaran las mujeres o, al menos, en que ninguno de los sexos lo hiciera. Después de muchas vacilaciones, no conseguí una respuesta positiva.

Así que me puse a investigar, principalmente la fuentes más populares. Al encontrar cierto número de afirmaciones acerca de sociedades excepcionales, consulté las etnografías originales -algo que los que hacían esas afirmaciones no habían hecho-. Me sorprendió que, con unas cincuenta afirmaciones de sociedades excepcionales y ni una sola verdadera excepción -y miles de sociedades en la que nadie había afirmado la falta de patriarcado- parecía probable que alguna diferencia biológica entre hombres y mujeres debía sustentar la concepción social de lo masculino y lo femenino.

El artículo se  convirtió en un libro  en el que debatí conmigo mismo (argumentos más poderosos, yo diría, que los contraargumentos que plantearon las feministas). El libro se publicó con el título de la Inevitabilidad del Patriarcado. Yo preferí ese título al que el editor insistió para la segunda versión -Why Men Rule (por qué mandan los hombres)- porque el primer título ofrecía lo que una afirmación científica debe hacer: afirmaba las condiciones bajo las cuales se podía observar que era incorrecta (el descubrimiento o desarrollo de una sola sociedad no-patriarcal. Viendo con qué fuerza la emoción y el deseo político prevalecía sobre la verdad -tanto en la izquierda como en la derecha-  descubrí que mi carrera se dedicaría a analizar los argumentos erróneos en temas como la inteligencia, la pena de muerte, la aptitud atlética de los negros y temas similares.

2- Después de todos estos años, ¿cómo ve su teoría? ¿Cree que es básicamente correcta?¿Ha descubierto puntos débiles o algo que añadir? ¿Quitaría algo?

Creo que la teoría tiene tantas probabilidades de ser correcta como siempre ha tenido. Los críticos afirman ocasionalmente que los aumentos en el número de mujeres en el gobierno en las sociedades modernas auguran una eventual erradicación  del patriarcado. Hay una serie de problemas con esto.

Todas estas sociedades sienten que es necesario tener agencias gubernamentales y políticas dedicadas a vencer la “desigualdad” de las mujeres. Esto es una prueba prima facie de que estas sociedades siguen siendo patriarcales.

Algunas sociedades modernas -los países escandinavos, por ejemplo- han tenido cambios hace tiempo en las leyes y políticas favoreciendo a las mujeres, pero estos países siguen siendo claramente patriarcales. Hay (una minoría) de sociedades primitivas que dan a la mujer un rol que es -salvo en el nivel puramente legal- considerablemente mejor del que existe en las sociedades modernas. Pero estas, también, son claramente patriarcales. 

He escrito que es posible -al menos en principio, aunque extraordinariamente probable en la realidad- que el estatus del liderazgo político caiga hasta un punto en el que los hombres persigan roles de mayor estatus  y posición y que las mujeres lleguen a dominar esas posiciones anteriormente de alto estatus. Esto remedaría la situación en la que la  enseñanza en U.S.A. en el siglo XIX, mayoritariamente masculina, perdió estatus en el siglo XX permitiendo a las mujeres dominar este campo. No hay evidencia de que sea probable que esto ocurra en la política moderna. Pero merece la pena mencionar que algunos argumentan que el control del sistema económico, sea cual sea su naturaleza en una sociedad particular, se está haciendo cada vez más fuerte y puede convertirse en más poderoso que el sistema político. Los sistemas económicos son, por supuesto, todavía más dominados por los hombres que los sistemas políticos. Si ocurriera esta improbable eventualidad, entonces, por supuesto, mi teoría sería literalmente incorrecta ( si las mujeres llegaran a dominar políticamente algunas sociedades). Pero en espíritu sería correcta. Los hombres continuarían mandando en todas las sociedades.


3- Me gustaría conocer su opinión acerca de la situación actual en el debate nature/nurture. Yo diría que el “tabla rasismo” y el ambientalismo dominan. ¿Está de acuerdo? ¿Le ha sorprendido la evolución de las ciencias sociales en las últimas décadas? ¿Habría predicho en 1973 o 1992 que las cosas serían como son ahora? 

Ya incluso en los primeros 70 la sociología estaba comprometida con una visión puramente ambientalista de las diferencias entre la conducta femenina y masculina. Ya entonces descubrí que unos treinta o treinta y tres libros de texto introductorios a la sociología afirmaban que Margaret Mead había descubierto una sociedad no-patriarcal -esto a pesar del hecho de que treinta años antes ella lo negó (y a pesar del hecho de que ella estuvo de acuerdo, en una revisión de Patriarchy, en que nunca había existido tal sociedad)-. Pero hoy en día las cosas, en la sociología en general por lo menos, están infinitamente peor. Una corrección política que simplemente ignora la evidencia en beneficio del deseo impregna todo el campo. Sin embargo, alguna de la gente realmente talentosa en varias ciencias sociales -incluso unos pocos en la sociología- han visto que factores genético-fisiológicos subyacen y dan dirección a la conducta humana. Aunque no habría podido predecir la intensidad con la que la ciencia social ha descendido al nivel de hoy en día, no habría requerido una gran visión ver la dirección que la ciencia social estaba tomando.


4- ¿Está sorprendido de la evolución del feminismo?

Una vez que uno sabe lo que ha ocurrido realmente es difícil decir lo que uno habría predicho. Esto es especialmente cierto con un desarrollo que parece, retrospectivamente, virtualmente inevitable, El feminismo, como resultado de la llegada de la píldora, del caso Roe vs. Wade, de la entrada de las mujeres en la universidad, de los cambios económicos y del materialismo que requería que las mujeres aportaran ingresos y, sobre todo, del movimiento por los derechos civiles de los ciudadanos negros, hace difícil imaginar que no hubiera existido el movimiento feminista, aunque yo  no afirmo haberlo predicho.


Sin embargo, si a uno le hubieran dicho, pongamos, en 1968 que iba a ocurrir un movimiento feminista, entonces, yo creo, uno habría dicho que era posible enfatizar primero la igualdad de derechos y oportunidades y luego la opresión y la victimización -precisamente porque así fue como se desarrolló el movimiento negro-.

Hay alguna diferencia entre el movimiento negro y el de las mujeres. Los negros aceptan virtualmente de forma unánime la narrativa de la opresión negra. Por el otro lado, mientras un gran número de mujeres aceptan la visión de la “opresión patriarcal” -especialmente en las dos costas de USA- una gran mayoría no se toma esta narrativa en serio. La diferencia se debe al hecho de que no hay un impulso negro opuesto a la visión negra, mientras que los impulsos femeninos de las mujeres tienden a hacer la narrativa patriarcal menos urgente…

En este momento la predicción es más fácil. Los Estados Unidos se están convirtiendo más en Escandinavia; las mujeres van a jugar un rol político significativo pero minoritario y los hombres continuaran dominando totalmente el sistema financiero.


5- Me parece que usted cree que la naturaleza humana existe pero esto es algo en lo que los filósofos no se ponen de acuerdo. ¿Cómo defendería usted que la naturaleza humana existe o al menos que es un concepto útil? Creo que hay un dilema con la naturaleza humana y que nos movemos entre dos extremos. Por un lado podemos caer en la falacia naturalista. Pero por el otro, parece que no es inteligente ignorar la naturaleza humana cuando tomamos decisiones políticas y sociales. Parece razonable que deberíamos tener la naturaleza humana en cuenta. ¿Existe una solución a este dilema, un punto medio?

En el trabajo serio tiendo a evitar tanto los términos “natural” como “naturaleza humana”. Cualquier cosa que ocurre, ocurre en la naturaleza y es “natural” por lo que el término no aporta nada. Más importante, mientras que naturaleza humana puede ser ocasionalmente una palabra que resume, es siempre mejor, siempre que sea posible, expresar la razón para creer que existe un determinado factor hereditario-fisiológico en juego. Por ejemplo, más que atribuir las diferencias hombre-mujer a la “naturaleza humana”, es más fértil y persuasivo invocar la universalidad en miles de sociedades que son por otro lado dramáticamente diferentes y la diferencia hormonal  concreta de hombres y mujeres.

Mientras que en el largo, largo plazo, el ambiente ciertamente influye, realmente determina, la herencia y la fisiología, en el largo plazo factores hereditario-fisiológicos siempre y constantemente dan dirección y ponen límites a la conducta humana. Las posiciones sexuales y el número de comidas pueden variar de una sociedad a otra, pero la herencia y la fisiología requieren que las sociedades tendrán estas cosas de una u otra forma… 

A un nivel básico no creo que la extensión con la que la gente “tenga en cuenta” la naturaleza humana importe mucho. A ese nivel los factores que yo trato se manifestarán “automáticamente”. Sin embargo, es posible a un nivel más elevado que la cultura intente anular las fuerzas biológicas. En la medida en que esto tenga éxito -si es que ocurre- mi trabajo no ofrece ningún argumento en contra de ello (políticamente algunos pueden sentir que esto tiene efectos sociales negativos pero nada de lo que yo escribo tiene una implicación política). Mi trabajo es al nivel de la inevitabilidad y a este nivel los efectos, como el patriarcado, no pueden ser evitados.


6- Me gustaría preguntarle ahora por la teoría de la evolución en relación con su teoría. Usted afirma claramente, creo que de forma totalmente correcta, que su teoría no plantea ninguna hipótesis acerca de si existe algún factor fisiológico femenino complementario de la tendencia a dominar de los hombres. De la misma manera, no trata de explicar por qué los hombres y las mujeres han evolucionado de la forma en que lo han hecho. Todo esto no es necesario para su teoría. Desde un esquema evolucionista, usted trata de las causas próximas y los evolucionista se refieren a las causas últimas. Pero parece que las mujeres prefieren a hombres con estatus y que la razón última de la fisiología neuro-endocrinológica del hombre podría tener que ver con esta preferencia de las mujeres. Desde un punto de vista evolucionista, la selección sexual y la competición intrasexual podría ser las causas últimas de la diferente evolución de hombres y mujeres. ¿Cree que la perspectiva evolucionista es complementaria de su teoría o cree que la hipótesis evolucionista es demasiado especulativa?


Como usted señala, no planteo hipótesis para explicar por qué los hombres y las mujeres evolucionaron para tener las constituciones fisiológicas actuales. Evito las consideraciones evolucionistas porque dichas consideraciones son necesariamente más especulativas de lo que mi teoría necesita ser. No parecía haber ninguna razón para apoyar mi teoría en una base inevitablemente especulativa.

Sin embargo, aunque no juegan ningún papel en mi teoría, algunas consideraciones  parecen obviamente relevantes para la diferenciación hombre-mujer. Esta diferenciación empezó mucho antes de que evolucionaran los mamíferos. Por lo tanto, cualquiera que fuera  la razón para la diferenciación, es muy profunda. Desde el punto de vista de la supervivencia, una mujer es mucho más importante. Cada mujer perdida -por la razón que sea- supone la pérdida de descendencia. Noventa y nueve hombres perdidos de cien significan sólo un trabajo extra para el que queda. Sería muy improbable que, si este es el caso, una mayor agresión y fuerza física hubieran evolucionado en las mujeres. 

Supongo que cualquier teoría evolucionista sensata de las diferencias sexuales tendría que ser complementaria de la mía, dado que la realidad que yo describo es la que evolucionó y debe ser explicada (sea mi teoría correcta o no).

7- Hablemos ahora acerca del futuro del Patriarcado (asumo que tiene razón acerca del pasado) ¿Sigue pensando que el patriarcado es realmente inevitable? Estamos viviendo grandes cambios. Hay un gran número de mujeres políticas (en Suecia, por ejemplo), médicos (en España el 70% de los estudiantes de Medicina son mujeres), jueces (en España más del 50% de los jueces son mujeres), etc…¿Cree que en el futuro las posiciones más altas de la jerarquía seguirán estando en manos de los hombres? ¿Cambiará lo que consideramos posiciones más altas o de mayor estatus? 

Creo que respondí a esta pregunta al responder a la segunda. Añadiría que, por supuesto, hay grandes cambios si uno compara los roles de las mujeres hoy con los de hace un siglo. Pero ninguno de estos cambios se aproxima siquiera a un nivel como para hacer dudar de la existencia del patriarcado.

No sé nada sobre los médicos españoles pero en Rusia el porcentaje de mujeres aumentó dramáticamente en cuanto el estatus de los médicos empezó a caer (como ocurrió con los maestros en Estados Unidos). Tal vez esto ocurre con los médicos españoles.

8- Ha sido muy interesante ver que cuando usted escribe Why Men Rule todavía no se conocía la verdad acerca de David Reimer. También he encontrado una crítica bastante dura de La Inevitabilidad del Patriarcado de John Money:
¿Qué piensa hoy de su trabajo?

El tratamiento no ético de Reimer por John Money demuestra su devoción incuestionada a las explicaciones culturales de la conducta sexualmente diferenciada.

Pero más importante aquí es esto: como muchos otros críticos, Money no intenta siquiera abordar mi teoría sino que simplemente afirma que los factores culturales determinan las diferencias básicas hombre-mujer.

Mi punto central es que la afirmación de Money es errónea y presento la evidencia que demuestra que no es cierta.

Money podría por lo menos haber intentado nombrar una sola (o miles) sociedad que no fuera patriarcal (aunque, por supuesto, no podía hacer eso. Si hubiera podido yo no habría escrito mi libro)
O podría haber concedido la universalidad del patriarcado pero haber intentado dar una explicación cultural de esa universalidad (aunque esto parece imposible; miles de sociedades diferentes tienen sorprendentemente variadas culturas pero todas ellas se pliegan a las direcciones y limitaciones básicas impuestas por la diferencia sexual genética)

Existen, por supuesto, excepciones individuales -igual que hay mujeres de seis pies y diez pulgadas de altura y hombres que viven hasta los 105 años. Pero las sociedades observan una ley social de los grandes números y expresan esto en sus expectativas y valores.


9- Money dice que  the Inevitability of Patriarchy es un libro nerviosamente argumentado. No lo he leído pero he leído Why Men Rule y creo que es un libro brillantemente argumentado. Alguien dice en la web de Amazon que se lee como un libro de matemáticas o, yo diría, como un libro de filosofía. Me pregunto si tiene una formación filosófica. ¿Cómo diseñó el flujo de argumentación de su libro?

Gracias por el cumplido. Creo que la visión de Money de mi libro como “nervioso” refleja mi necesidad de hacer una argumentación impenetrable. Después de todo, yo afirmo que no hay excepción a lo que digo y que los argumentos ambientalistas están llenos de errores. Para demostrar esto tenía que cerrar toda vía de escape. El que quiera leer mi análisis de los argumentos de los ambientalistas sobre las diferencias sexuales puede visitar mi web,
http://goldberg-logic.com/. 

No me he considerado nunca un  erudito. Una vida en las bibliotecas con montones de libros no me llamaba (aunque esto puede parecer desmentido por las interminables horas que he pasado siguiendo las etnografías originales de las sociedades supuestamente no-patriarcales). Las etnografías dejaban claro que ningún etnógrafo había realizado nunca esa afirmación.

Dede que era un niño pequeño, sin embargo, tuve un fuerte sentido lógico (mi hermano pequeño y mi hermana decían siempre “Steve, deja de ser tan técnico”). Este es el corazón de prácticamente todo lo que he escrito sobre la causalidad social

El flujo de mis argumentos, especialmente en Patriarchy, viene de mis discusiones interminables conmigo mismo para llegar a los argumentos verdaderos.


10- Usted menciona de pasada la experiencia en los kibutz de Israel. Creo que fue una especie de experimento natural muy interesante que ha sido totalmente ignorado por el feminismo. ¿Cree que debería ser mejor conocido?

La investigación sobre los kibutz ciertamente demuestra la imposibilidad de eliminar los roles de género, por mucho compromiso ideológico que exista para hacerlo. Pero esto es lo último que el feminismo quería explorar.


11-¿Quiere añadir algo que considere importante para entender su trabajo? Muchas gracias por su amabilidad.

Yo añadiría que mi trabajo no es político. Si uno toma lo que digo y argumenta que la sociedad debería maximizar las diferencias hombre-mujer o minimizarlas no me interesa (siempre que el deseo sea de algo posible). Lo que es, y lo que es probable que sea, me interesa más que lo que debería ser…












miércoles, mayo 30, 2018

Las cajas negras de la evolución, consciencia en insectos (charla)

Charla perteneciente a las II Jornadas de Evolución y Neurociencia, 2018, Universidad de Deusto, Bilbao. Abajo encontraréis información acerca del contenido de la charla y referencias (usad como guía las miniaturas de las imágenes de la presentación).



Esta charla tiene como objetivos: 1- difundir la idea de que la consciencia (entendida como experiencia subjetiva) puede ser objeto de estudio científico, 2- transmitir que la consciencia compleja que experimentan los organismos es un fenómeno natural con un origen evolutivo, 3- que es por ello factible de identificar comportamentalmente, 4- y que algunos insectos estudiados a este efecto presentan rasgos que esperaríamos en animales conscientes.

¿Queda entonces demostrada la existencia de consciencia en insectos? Obviamente no, pero no olvidemos que nada puede probar la existencia de consciencia (entendida como experiencia subjetiva) de una forma definitiva. El argumento habitual es la imposibilidad de afirmar si un ser diferente a nosotros es un zombi filosófico o no. Un zombi filosófico (un experimento mental introducido por David Chalmers) se comportaría exactamente igual que un individuo consciente, a nivel fisiológico y comportamental, pero sin experiencia subjetiva alguna asociada a su mente.

¿Nos queda entones algún argumento en contra del zombi filosófico? ¿Debemos cruzarnos de brazos en el estudio de la consciencia hasta que solucionemos el llamado “problema difícil”? Cruzarnos de brazos no nos va a llevar a ninguna parte, demasiados científicos y filósofos han repetido ese mantra de “no sabemos qué es la consciencia” o “no sabemos para qué sirve la consciencia”. Por suerte, no todos los científicos se han dejado influenciar negativamente por ello, y ahora se está progresando mucho en el estudio de la consciencia, tanto en humanos como en otras especies.

Como en todas las ciencias, podemos avanzar dando cierto nivel de confianza (nunca absoluto, debido a la posibilidad teórica del zombi) a cada paso que damos. Si asumimos la inexistencia de zombis filosóficos entre nosotros (en su sentido estricto, pues ciertos trastornos de agnosia podrían parecerlo) y comparamos con personas que verdaderamente hayan perdido la experiencia subjetiva asociada a la percepción (ej. visión ciega), podremos tener pistas de qué papel aporta la experiencia subjetiva. Son muchas las aproximaciones posibles desde esta perspectiva. En esta charla se nombra la lesión cortical con amígdala sana que conduce a falta de miedo subjetivo, la falta clínica de consciencia (usada en el desarrollo de la IIT de Tononi), la percepción subliminal (usada para la teoría del Espacio Global de Trabajo de Baars y Deheane), el aprendizaje en humanos en estado vegetativo (Jablonka construye su teoría teniendo en cuenta esto), y la percepción modificada provocando errores en el cerebro bayesiano (A. Seth y el cerebro bayesiano en la charla).

En definitiva, la idea del zombi filosófico es interesante, pero va demasiado lejos. Para una ciencia que estudia la consciencia desde la perspectiva evolucionista, y que no teme que la consciencia humana sea producto de la evolución (incluyendo aquí tanto la experiencia subjetiva como también sus adaptaciones adicionales; sensación de libre albedrío, unicidad, continuidad, etc.), el estudio comportamental de la consciencia no debería suponer ningún problema. Nunca tendremos una seguridad absoluta de algo, pero como en cualquier otra ciencia, podemos deducir e inferir.

Teniendo en cuenta que hay comportamientos que solo parecen propios de individuos conscientes, y que tenemos pistas sobre los procesos causales asociados a la consciencia, desde la perspectiva evolucionista tenemos ya las herramientas adecuadas para afrontar el reto de identificar la consciencia más allá de nuestra propia mente. Nunca estaremos completamente seguros, eso es cierto, pero paralizarnos por miedo y no aplicar la ciencia a la consciencia sería el mayor de los errores
A lo largo de la charla, probablemente sea fácil perderse detalles y referencias, tanto en el discurso como en el texto. Este es el motivo por el que creo que merece la pena dedicarle una sección de referencias especial.

-Pretendo por ello hacer un recorrido en el que voy a referenciar tanto el discurso como el texto de las imágenes que utilicé en la presentación:

-La simulación del milenio a la que me refiero al inicio es la primera versión (2005) de lo que han llegado a ser 4 simulaciones de la distribución de materia en el Universo. Esta primera versión estaba formada por 10.000 millones de partículas, representando cada una de ellas 1.000 millones de masas solares. El simulado incluía unos 20 millones de galaxias, incluyendo la materia oscura que las puede rodear y las une (Wikipediaweb del proyecto).

-El porqué del incremento en complejidad de algunos organismos a lo largo de la evolución ha sido (y es) objeto de debate. Abandonadas las ideas teleológicas en las que la complejidad es un fin a alcanzar, en la actualidad el aumento de complejidad se considera el resultado de procesos evolutivos varios. La imagen que representa la complejidad en la charla se refiere a la complejidad de Kolmogorov, donde ésta es medida como la cantidad de información necesaria para describir un sistema (Wikipedia). La complejidad viene ciertamente determinada por la cantidad de información que contiene un sistema, pero, a pesar de los biólogos evolutivos, los sistemas vivos son demasiado complejos como para que podamos medir de una forma precisa dicha complejidad.

-Las adaptaciones comportamentales al ambiente están representadas en la presentación con las dos estrategias ecológicas llamadas K y R (Wikipedia). Éstas nos ayudan a predecir la flexibilidad comportamental de un organismo, pero, como voy a exponer a lo largo de la charla, las diferencias no son tan marcadas como se ha creído tradicionalmente.

- Hermann von Helmholtz fue un médico alemán de finales del siglo XIX que defendió la idea de que el cerebro genera constantemente modelos del mundo externo e interno. Dichos modelos son contrastados con la información que nos aportan los sentidos (en el sentido más amplio del término; Wikipedia) Encontraréis citado a von Helmhotlz en referencia a esto en el libro “Surfing uncertainty” de Andy Clark (Google books).

-Para representar la acción predictiva del cerebro, en la charla se muestra el Tablero de ajedrez de Adelson (Wikipedia) y el Bouncing shadow de Malin Christersson (web personal de Christersson donde se pueden encontrar sus creaciones).

-Al explicar el concepto de información, uso un ejemplo clásico empleado por David Chalmers en su libro “La mente consciente”, un libro anterior a los estudios citados acerca de la consciencia, pero que resultó ser muy acertado en algunas de las ideas planteadas. Lo recomiendo a quienes estén interesados. (Google books).

-El lenguaje contiene (¡casi siempre!) información, ésta puede estudiarse desde la teoría de la información, como también la comunicación animal o cualquier señal detectada por el SETI. Recomiendo leer (con una pizca de freno al entusiasmo) el trabajo de Laurance R. Doyle (artículo en Nautilus, en astrobio.net, así como su trabajo Doyle & McCowan, 2011 en Acta Astronautica)

-Al describir las características esenciales de un sistema consciente, se citan la teoría de la información integrada de Giulio Tononi en su versión 3.0 (Wikipedia, Scholarpedia, el artículo podéis encontrarlo aquí: Oizumi, Albantakis & Tononi, 2014PLOS Computational Biology). El esquema que usé de fondo, aunque modificado, pertenece a la fantástica animación interactiva “THE WISDOM and/or MADNESS of CROWDS” en la que podéis aprender cómo se transmite la información entre grupos, podéis probarla en este enlace.

-El segundo requisito citado es la disponibilidad de la información. Podéis encontrar información sobre la teoría del espacio global de trabajo, propuesta inicialmente por Bernard Baars, fácilmente en la red (Wikipedia) Os recomiendo el reciente artículo en Science acerca de la consciencia en animales y máquinas Dehaene, Lau & Kouider, 2017. Acerca de la famosa onda P300 (Wikipedia) y sus posible uso como identificador de consciencia (Rutiku et al., 2015 Neuroscience)

-Amil Seth es un famoso defensor de la aplicación del concepto de Cerebro Bayesiano (Wikipedia) en este trabajo expone sus ideas aplicadas a la naturaleza de las emociones “Active interoceptive inference and the emotional brain” (Seth & Friston, 2016 PhilosTrans R Soc Lond B Biol Sci). Se hace referencia al síndrome de Cotard en Seth, 2013 Trends in CognitiveSciences y a Capgras en la extensa y recomendadísima es la entrevista de Sam Harris a Amil Seth en su podcast Waking up, episodio 113.

-Acerca de cómo la cultura puede modificar la percepción subjetiva, recomiendo la charla TED de Lera Boroditsky  así como Winawer et al., 2007 PNAS. Respecto a la necesidad de la corteza prefrontal para experimentar la visión o el miedo, recomiendo el trabajo de Joseph E. LeDoux “Feelings: What Are They & How Does the Brain Make Them?”.

-La teoría del aprendizaje asociativo ilimitado (UAL, por sus siglas en inglés) que propone Eva Jablonka podrá leerse próximamente en un libro, recomiendo un vistazo pausado a sus presentaciones en pdf “Consciousness:An Evolutionary-Transition Approach” México, 2014, así como su intervención en el congreso “Animal Consciousness” del pasado Noviembre de 2017, dicha charla puede verse en la web del Center for Mind, Brain and Consciousness.

-La revisión de la nomenclatura dedicada al cerebro de las aves fue firmada por una treintena de autores, y merece la pena conocerla pues supone un cambio histórico en lo que las aves representan en la cognición animal Reiner et al., 2004 NIH

-La densidad y proporción de neuronas dedicadas al comportamiento flexible/inteligente forma parte de Olkowicz et al., 2016, un artículo que hizo mucho ruido debido a sus implicaciones, y la confirmación neuronal de lo que la experimentación en cuanto a cognición aviar venía demostrando desde hacía ya varias décadas: las aves, especialmente córvidos y psitácidos, representan una inteligencia paralela a los primates.

-Acerca del trabajo de Irene Pepperberg, recomiendo encarecidamente “Alex and me” (lo podéis encontrarfácilmente en la red), así como “Alex Studies” (Harvard U. Press). 
Los efectos ópticos en los que caen los loros grises son recopilados en este reciente trabajo dePepperberg.    

-Louis Herman demostró la habilidad de los delfines para entender la sintaxis en el año 1993 (Hermanet al., 1993 J Exp Psychol Gen). Pese al descubrimiento de Herman, aun no tenemos evidencia de uso de sintaxis (producción de la misma) en delfines. Para tener una buena visión de este tema, recomiendo el libro: “Are Dolphins Really Smart?” de Justin Greg.

-Los patitos recién nacidos haciendo uso de conceptos abstractos forman parte de un trabajo conjunto entre Alex Kacelnik y Antone Martinho III (Martinho & Kacelnik,2016 Science).

-Las abejas pueden hacer uso de conceptos abstractos como igual o diferente, y parecen ser capaces de integrar la información de distintos sentidos, pues transfieren lo aprendido visualmente a tests olfativos (Giurfa et al., 2001 Nature). En 2013 Perry y Andrew Barron usaron un diseño experimental similar al de Giurfa et al., 2001 para poner a prueba la presencia de memoria episódica en abejas. Superaron la prueba ampliamente (Perry & Barron PNAS).

-¿Qué motivo tendría una madre de elefante o primate para sacrificarse por sus hijos si no es por la recompensa emocional que ello supone? (Parafraseando a Carl Safina en “Mentesmaravillosas”).

-La emoción del miedo en moscas de la fruta se evidenció en Gibson et al., 2015 Current Biology. Deakin et al., han publicado recientemente este trabajo que evidencia cómo aquellas moscas que son molestadas repetidamente acaban comportándose de forma pesimista en la toma de decisiones (Deakin et al., 2018 Biology Letters)

-Algo muy similar ocurre en las abejas. Recuerdo al lector que moscas y abejas se encuentran separadas por una distancia evolutiva de 335 millones de años (Timetree.org) Bateson etal., 2011 Current Biology. Especialmente interesante es el caso de que octopamina, serotonina y dopamina se encuentren en valores inferiores a los normales en estas abejas “fastidiadas” (Wikipedia). 

-Los abejorros se comportan de forma feliz cuando les administramos azúcar por sorpresa, aún nos cuesta otorgar emociones positivas a animales tan alejados. Curiosamente esta limitación se reduce tradicionalmente a las emociones positivas; seguramente no hay problemas en admitir que unas abejas se han enfadado. Perry et al., 2016 Science

Las abejas a las que se les administra cocaína sobrevaloran los recursos que han encontrado Barron etal., 2009 Journal of Experimental Biology

Las moscas privadas de sexo se dan al alcohol (Shohat-Ophir et al., 2012 Science), el alcohol las desinhibe sexualmente (Lee et al., 2008 PLOS ONE), y las moscas de la fruta (al menos los machos) experimentan placer con el sexo (Zer-Krispil et al., 2018 Current Biology)

-Hasta hace muy poco tiempo se creía que las hormigas se orientaban mediante el uso de sistemas funcionando en paralelo, ahora las evidencias apuntan a que integran dicha información (al menos en nuestras hormigas Cataglyphis velox, endémicas de la península ibérica) Schwarz et al., 2016 CurrentBiology. Uno de sus autores, Antoine Wystrach lo explica fenomenalmente en este vídeo.

-La metacognición en abejas ha sido sugerida por Perry y Barron (que ya habéis visto referenciados innumerables veces aquí) en un interesante trabajo de 2013 (Perry & Barron,2013 PNAS). La metacognición en hormigas podría haber sido descubierta en la hormiga europea Lasius niger (Czaczkes &Heinze, 2015 Proceedings of the Royal Society of London B)

 -Por último, me gustaría recomendar algunos trabajos no citados, pero que han servido para dar estructura a la argumentación: Andrew Barron y Colin Klein han propuesto un modelo interesante de consciencia en insectos, basado en las ideas de B. Merker de que la consciencia surge de la actividad del mesencéfalo (Barron & Klein, 2016 PNAS).
Otro muy recommendable es “The frontiers of insect cognition”, uniendo a Perry, Barron y a Chittka. Quizás esta sea la mejor forma de ponerse al día en lo que respecta a los recientes descubrimientos de la cognición en insectos y su implicaciones Perryet al., 2017 Current Opinion in Behavioral Sciences.

Por último, no podía acabar sin compartir esta charla en la que Lars Chittka, el que probablemente sea el mayor experto en cognición en abejas del mundo, repasa algunos de sus trabajos y argumenta qué podemos concluir acerca de la consciencia en insectos “Are bees intelligents?” la podéis encontrar en Youtube.

@BioTay

Aprovecho para dar las gracias a @frikiscience por la grabación del vídeo, dado que la oficial de las jornadas tuvo algunos problemas técnicos.