lunes, diciembre 27, 2004

El universo elegante

Acabo de ver un documental: El universo Elegante .Si, en Documanía del Canal Pus. He caido en las redes de Polanko, pero si dijera por qué, me absolveríais. Arriba podeis ver el link a una versión de evaluación ;)

No había visto una introducción más clara de la teoría de las supercuerdas o “la teoría del todo” y sus secuelas: La teoría M, las Branas gigantes y los universos paralelos.

A partir de un símil sencillos de física basado en los modelos de vibración de una cuerda normal y corriente y aplicado a las partículas elementales, se construye una teoría coherente basada en conjeturas sencillas que engloba la unificación de todas las fuerzas de la naturaleza y todas las partículas elementales, el origen del universo y sus leyes, la razón de por qué las masas , las cargas de las partículas y las magnitudes de las fuerzas permiten que exista vida en nuestro universo y , por tanto, que podamos observarlo.

¿Que tiene todo esto que ver con el resto del Blog?., Muchas cosas, primero, que todo lo complicado consiste en la acumulación de cosas sencillas. Segundo: que el orden espontáneo no es solo cosa de economía sino que la misma física y el universo entero, a partir de principios físicos sencillos, genera estructuras extremadamente complejas , como las estrellas, los sistemas planetarios, las galaxias, los seres vivos, y el cerebro humano que surgen sin un plan previo y en el que las sociedades humanas son un ejemplo más . Tercero, que por tanto no existe necesidad de un Gran Planificador para crear ni guíar ninguna de esas estructuras, y pido perdón a los cristianos, con los que comparto sus valores. Cuarto, que un universo elegante y sencillo quizá promocione la elegancia y la sencillez entre la gente, de la misma manera que la gente trasladó, de manera nefasta la noción de que “todo es relativo” desde la Teoría de la Relatividad de Einstein. Estas asociaciones irracionales ocurren, y ocurren para cambiar el mundo, no importa lo irracionales que sean.

7 comentarios:

spinoza dijo...

Ay, qué mala es la incultura: como si el entorno Polanco no tuviera calidad. ¿Por qué te crees que es, además de por otras causas, un entorno tan decisivo? ¿Te imaginas a alguien del entorno COPE o Losantos organizando algo relacionado con ciencia o tecnología? Si no se puede escupir, no saben qué hacer.

Mira, en la misma línea de "aculturación" te recomiendo un blog muy reciente, que seguro que va a dar que hablar. El primer post va sobre Aznar y la historia de la derecha española: tan liberal, tan contradictoria, tan falsa. Mira, mira: http://novamethodus.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Interesante comentario sobre la planificacion del Universo, pero yo no me atreveria a realizar afirmaciones muy categoricas en el sentido de una espontaneidad en la formacion de las estructuras .Entiendo que aunque no conozcamos la causa aun, estas deben existir , dentro del caos, que parte se debe al azar y cual a la "causa"? No me estoy refiriendo a conceptos pseudo religiosos , sino a una planificacion dirijida con un fin y este es , hoy por hoy, imcomprensible .

Virginia .V

Memetic Warrior dijo...

ya lo he leido, y te he puesto un post, "camarada".

Memetic Warrior dijo...

Sería muy complicado discutir esto aqui, tu mira el documental y luego me cuentas.

La cuestión, dicho de forma sencilla, es que el consenso que se va afirmando entre los cosmólogos es este: hay infinitos universos, unos pocos tienen las fuerzas y las particulas y con una combinación de masas, cargas y magnitudes relativas entre fuerzas que permiten la existencia de vida inteligente. Lo suficietemente inteligentes como para plantearse esta pregunta:

"Por que sucede que el universo en el que vivo está tan bien planificado para que yo exista?" (principio antrópico)

en realidad no está planificado. Estamos en un universo especial porque no podemos existir en otro que no sea especial, pero todos los demás existen tambien.

La confusión entre planificación y orden espontáneo aqui es similar al caso de la teoría de la evolución: "Por que el mundo tiene un orden y parece obedecer a una finalidad en la que yo parezco ser el protagonista de la historia?. Como puede concebirse que no exista un Gran Planificador y yo no sea el protagonista de su creación?. Es algo reconfortante y seguramente antes de Darwin eso fué imbatible y los teólogos fueron en eso autenticos y estrictos buscadores de la Verdad hasta el limite de lo que su saber permitía.
Pero Darwin rompíó con todo eso. En realidad tanto creyentes como ateos de izquierdas rechazan la no existencia de un Planificador. Eso se ve claramente entre los masones, que son tan enemigos de los cristianos como creyentes en un Gran Arquitecto o en alguna forma de él, por ejemplo, el Hombre ilustrado, en su última versión antropocéntrica y estatísta. En ese sentido tanto los cristianos, con los que moralmente me siento unido, como los ateos al uso, son antidarwinianas y no sería extraño que los segundos se negaran a admitir tambien la existencia de universos paralelos desprovistos de vida inteligente, ya que sería un desplazamiento más del hombre del centro todo lo existente, y su antropocentrismo hipertrofiado, que trata al ser humano como un caso especial y fuera de todas las especies animales, se lo impide.

Con respecto los cristianos, simplemente, su Deocentrismo, ya de por si desplaza al hombre del centro de todo lo existente y por tanto no es una creencia tan intrínsecamente soberbia y totalitaria como el ateismo militante, ni nunca lo ha sido.

11001010 dijo...

Pues a mi me parece que si debe haber vida inteligente en algun otro lugar del universo. Me baso en un concepto que explica el Universo Elegante, cuando te introducen en la mecánica cuántica: nada es imposible, solo que algunos hechos que son muy improbables. Y si el universo es infinito, todas las posibilidades pueden darse, por pequeñas que sean

Memetic Warrior dijo...

Segun esa teoría es cierto que tiene que haber infinitos mundos habitados, pero pueden estar en lugares en los que necesitariamos toda la vida del universo hasta ahora para llegar o contactar, aún viajando a la velocidad de la luz.

Davius dijo...

Bueno el libro "El universo elegante" es razonablemente ameno (aunque tiene capítulos tostón, francamente). Sin embargo, un tipo serio como el cosmólogo Roger Penrose en su más reciente libro "El camino de la realidad" relativiza varias de las afirmaciones exageradas de Brian Green, que es algo entusiasta y poco preciso como divulgador. Recomiendo leer el "ladrillo" de Penrose, que es más informativo y riguroso que el libro de Green.