lunes, febrero 11, 2008

¿De donde ha salido la agenda oculta de ZP?

Uno se pregunta: si no leen, de donde ha sacado la izquierda española el recambio ideológico que se ha sacado de la manga ZP y su cohorte de analfabetos funcionales?. La respuesta es múltiple, diversa y plural: por un lado, del ambiente. Por otro la misma constitución española da pié a la ingeniería social, por otro, deben su inspiración a la intensa actividad del lobby que en la era Clinton tomó la ONU y se dedicó a avanzar en la agenda oculta que, por lo anterior no podía ser sino feminista, homofilica totalitaria y anticapitalista, basada en la coacción de las subvenciones y en ayudas a programas teledirigidos.

La toma de las instituciones ya no es leninista al estilo clásico sino que es leninismo avanzado. Es una toma lenta, solapada, basada en el engaño y por arriba. los mismos mecanismos que han puesto la ONU y la UE al servicio de los intereses secretos de un élite son los mismos que han puesto la maquinaria del estado español a su mismo servicio. Las políticas económicas aparentemente liberales esconden una agenda intervencionista como nunca antes. Y es que no podemos rendir nuestra libertad sin el engaño.

El PSOE, acostumbrado desde su fundación al secretismo y a adaptar agendas para la toma del poder que vienen de fuera, ha comprado esta franquicia que garantiza la transformación de los buenos sentimientos en poder absoluto.

6 comentarios:

Germánico dijo...

El P-SOEZ (con Z de ZP) es el Partido de los demagogos posmoderno.

Germánico dijo...

Ahora están dando mucho que hablar los "artistas" del "mundo de la cultura", ese lobby de semianalfabetos subvencionados. Forman con los políticos-demagogos posmodernos con los que simpatizan una Alianza verdaderamente idónea para los mutuos intereses, pero lo que es más de resaltar es cómo unos son fuente de ideología-basura para otros, y así de influencia para captar votos fáciles, y los otros lo son de medios de subsistencia para los unos.

Carlos Suchowolski dijo...

Por fin una definición clarificadora de las pocas que he podido encontrar hasta ahota y de las pocas con las que coincido tanto! Esto enlaza sin duda con un comentario tuyo en otro blog en el que no me animé a decirlo porque había demasiado ruido y estoy harto de que se pierdan las perlas. Me refiero a tus apuntes sobre el tema de la prostitución y a cuento de ello al racionalismo. Bueno, esta coincidencia (tal vez parcial) ya se había manifestado antes... y me alegro.
Un saludo.

Anónimo dijo...

“...deben su inspiración a la intensa actividad del lobby que en la era Clinton tomó la ONU y se dedicó a avanzar en la agenda oculta que, por lo anterior no podía ser sino feminista, homofilica, totalitaria y anticapitalista, basada en la coacción de las subvenciones y en ayudas a programas teledirigidos”.

Me alegro Memetic Warrior de tu valiente denuncia de la ingeniería social en la que estamos inmersos, al respecto de cómo los grandes poderes políticos, económicos e institucionales, a través de la manipulación ideológica, desde hace cuatro décadas (y más allá), están queriendo conformar las identidades sociales de los venideros ciudadanos del siglo XXI.

No veo tan claro como tú que tales movimientos entre otras cosas sean anticapitalistas, pues sin los fondos de las grandes instituciones financieras dichos lobbys podrían hacer muy poco. Algo parecido a lo que está sucediendo ahora sucedió también en la Europa de entre guerras del pasado siglo, y tales maniobras ocultas entre otras cosas hicieron posible el avance de los fascismos de derecha e izquierda (que no porque sí en la actualidad triunfan de manera igualmente fascistizada ideologías como el feminismo, los movimientos gays, los antiglobalización, etc.).
Otra cosa distinta es que los generadores de estos movimientos ocultos, de claro cariz totalitario, sus perversos objetivos sociales les salgan bien.

Es fácil crear un “Gran Hermano” en un convento, en un colegio, en una empresa, en una nación... pero no en un planeta globalizado con unos sistemas de información multifuente utilizados cada vez más de manera individualizada (caso internet). En cualquier caso estoy contigo que intentarán por todos los medios imponer su totalitarismo (la EpC es un paqueño ejemplo de su intento de mentalización totalitaria). Mediáticamente, por ejemplo, algunos periódicos llevan cuarenta años en ello (y los que hagan falta).

Lo que si tengo claro, es que más allá de los desafíos esperables del siglo XXI (globalización, revolución genética, reequilibrio de los sistemas ecológicos, la nuevas conquistas espaciales, etc.), el siglo XXI se caracterizará por la generación de nuevas identidades sociales, y ello, como pasó en el siglo XIX (viejas identidades de las que somos hijos), dificilmente se hará de forma pacífica. Es en ese caldo de cultivo donde los totalitarismos juegan su gran baza.... y la jugarán (la están jugando ya).

¿Es exagerado afirmar que tales procesos ya están actualmente sucediendo en España?

Un cordial saludo

Pablo el herrero

Carlos Suchowolski dijo...

El que haya grupos adinerados actuando como grupos de presión muestra hasta qué punto la sociedad capitalista tiene (y tuvo germinalmente desde un principio -y no en vano acaba fucionándose con muchos componentes del "anciene regime"-) un carácter burocrático, es decir, a violar las reglas puramente económico-capitalistas. De todos modos, insisto en no cambiar el nombre de la sociedad salvo cuando adquiere formas cualitativamente definidas en el sentido de ser "capitalismo burocrático" (o "de Estado" si se quiere) y, por tanto, seguirla viendo como capitalista real, ya que el ideal liberal es cada vez más imposible y el capitalismo no puede prescindir de la burocracia y la intelectualidad en marcha hacia el poder o sus migajas. Etc.
Un saludo.

Dhavar dijo...

Zapatero, efectivamente, no es más que el medium vacío de la agenda nada oculta del posmarxismo desde los viejos tiempos del Instituto de Investigación social de Farnkfurt y de la "marcha a través de las instituciones" de Gramsci.

He puesto una entrada sobre esto,en un comentario al libro de Paul Gottfried "La extraña muerte del marxismo".Va en la línea que señalas y hace el análisis hitórico pormenorizado de dicha agenda:
http://dhavar.blogspot.com/2008/02/
la-cpu-del-progresismo.html