domingo, abril 30, 2017

La Hipótesis del cortejo de la cultura

La cultura humana no tiene mucho sentido si la intentamos entender como un conjunto de adaptaciones moldeadas por la selección natural y siempre ha sido un puzzle para los antropólogos y psicólogos evolucionistas. El arte, la música, el humor, las novelas, etc., son costosas desde el punto de vista del tiempo y energía que se invierte en crearlas y no parece que tengan, por lo menos directamente, una función de supervivencia. 

Geoffrey Miller ha propuesto una atrevida hipótesis para explicar las manifestaciones culturales que se basa en la selección sexual. La cultura humana tiene mucho más sentido si se contempla como un conjunto de adaptaciones para el cortejo sexual que servirían para anunciar la superioridad de uno sobre los rivales sexuales. Las producciones culturales serían un equivalente a la cola del pavo real y un ejemplo existente en otras especies sería el canto de los pájaros que sirve para atraer a las hembras. Esta hipótesis sirve para explicar un patrón muy especial en cuanto a edad y sexo que observamos en la producción cultural, a saber, que la mayor parte de la cultura la producen los machos jóvenes.

La hipótesis del cortejo de la cultura hace dos predicciones:

1- Debería haber un dimorfismo sexual con respecto a la cultura, es decir, que la producción de cultura debería ser diferente en los dos sexos. En concreto, los hombres deberían mostrar tasas más altas de producción cultural ya que compiten más intensamente por las mujeres.

2- La producción cultural debería aumentar rápidamente tras la pubertad, llegar a un pico en la juventud temprana cuando la competición sexual es máxima y  debería declinar gradualmente a lo largo de la vida adulta cuando las funciones parentales eclipsan a las de cortejo.


Para probar su hipótesis, Miller recopila datos con respecto a la producción de álbumes de jazz, pinturas modernas y escritura de libros y discos de rock. Los resultados los tenéis en las gráficas siguientes:




Como vemos, se cumple el dimorfismo sexual: los hombres producen 20 veces más álbumes de jazz, ocho veces más pinturas modernas y tres veces más libros que las mujeres. Y también se cumple el patrón de edad.

Pero hay dos cosas a propósito de este tema que son muy interesantes. La primera es que el patrón que sigue la tasa de homicidios es el mismo que vemos en la producción cultural:


Y otra cosa sorprendente: la producción científica sigue también este mismo patrón. Satoshi Kanazawa ha estudiado la edad en que se produce la principal aportación de los científicos y el resultado lo puedes ver aquí:


Lo curioso es que el patrón sólo se aplica a los científicos casados, los científicos solteros no siguen ese patrón, tal vez porque no tiene sentido que los solteros dejen de exhibir sus producciones culturales: 

Como hemos comentado anteriormente en este blog al hablar del tenis y la testosterona, la testosterona disminuye al casarse y tal vez nos podíamos preguntar si la testosterona tiene alguna relación también con la producción cultural y científica. Todo esto puede ser sólo una correlación espúrea pero los datos ahí están.

@pitiklinov

Referencias:



5 comentarios:

Felix dijo...

Reducir el ser humano a una cuestión de cortejo hoy en día demuestra la escasez de formación del que lo ha desarrollado, o bien un interés económico en perpetuar estereotipos absurdos (esto parece más viable). Que el hombre produzca arte en más cantidad (que no calidad) se debe a que siempre han tenido un mayor acceso a estos ámbitos culturales y una menor discriminación que la mujer ha tenido que padecer y que aún padece.

La cultura representa en cada momento los intereses de las clases dominantes y expresa la evolución propia del sistema. No hay más que ver las pinturas de Turner por ejemplo con su representación de los humos que produce la Revolución Industria en su obra "Lluvia, humo o velocidad", o las vanguardias que aparecen en un período muy convulso de la historia.

Pitiklinov dijo...

Hola Félix,
yo no estoy tan seguro que la hipótesis de que el hombre ha tenido mayor acceso a los ámbitos culturales y la de la discriminación de la mujer nos permita explicarlo todo con tanta seguridad. ¿Cómo explicas, por ejemplo, que las mujeres no escriban como editoras en Wikipedia?
http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-09-02/por-que-las-mujeres-no-escriben-en-la-wikipedia_184092/
Un saludo

Felix dijo...

Hola Pitiklinov,

Es que en todo momento afirmo que sigue existiendo dicha discriminación en muchos ámbitos. Lo de la Wikipedia es un ejemplo más.Se manifiesta en forma de una fuerte infantilización y micromachismos, que conducen a una menor seguridad para la toma de decisiones; se sigue valorando menos la opinión de una mujer. Si te apetece leer este artículo aquí te aclara más mi postura. Esto puesto en bruto lo podemos entender mejor, en el propio artículo que tu has puesto, aunque el mismo diga eso de "no quieren", si te fijas, más abajo habla de las presiones que sufren en plan insultos, insinuaciones sexuales... De hecho haz la prueba: ponte un nombre femenino en cualquier red social y verás.

http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/micromachismos/

El artículo plantea unas cosas totalmente carentes de análisis socio-económico, vámonos por ejemplo al jazz, el cual se desarrolla a finales del XIX e inicios del XX en Estados Unidos, creo que no hace falta decir en la situación en la que se encontraba la mujer en aquella época (no solo la mujer, sino las llamadas minorías raciales). Evidentemente después la mujer fue mejorando su situación, pero esto ha sido muy progresivamente y con altibajos, lo cual hace que no tenga tiempo físico para equipararse al hombre en producir "cultura de macho copulador en cantidad", es que me parece hasta comico.

Y luego encima se te olvida un detalle: la invisibilización de la mujer en la cultura, es decir, además de tener que soportar el que la mayoría eran directamente no ya rechazadas, sino directamente impedidas desde su mismo nacimiento para ejercer cualquier arte o labor distinta de la doméstica, las que si han podido llegar a algo son rechazadas. Aquí tienes otra lista.

http://arte.about.com/od/Listas-De-Artistas/tp/10-Mujeres-Artistas-Que-Han-Hecho-Historia.htm

Un saludo





Memecio dijo...

Que la cultura es un aliciente cara al estatus social/posibilidades de cortejo (podría llamarse deseabilidad )/ prestigio, etc. yo diría que está fuera de toda duda. Desde que incorporamos, a inicios del Paleolítico, la creatividad, la sabiduría y la inteligencia a los atributos sociales deseables, se han desarrollado en consonancia. Las sociedades más avanzadas aprecian más estos factores. Y ese aliciente no creo que lo acaparen solo los hombres.

Ocurre como con la riqueza, que otorga un plus a la hora de la deseabilidad. Un plus tan importante que permite a ancianos millonarios -y cada vez más ancianas millonarias diría, aunque no tengo los datos que lo corroboren- tener parejas jóvenes y hermosas, con más posibilidades de reproducción.

Ahora bien: no creo que las predicciones que se establecen sean acertadas. Por un lado, la competencia por la pareja en sociedades monógamas debe ser la misma o muy parecida, tanto para machos como para hembras. Tal vez las hembras sean más selectivas, debido a la inversión maternal posterior, pero no hasta el grado de justificar tanta diferencia. No sería lo mismo si las sociedades occidentales -a las que se refiere básicamente la hipótesis- fueran polígamas.

Por otro lado, la producción cultural sigue sus propias reglas, al igual que los niveles de riqueza individuales. Es algo a imitar por los preadolescentes, que empiezan a conocer el mundo económico por reflejo de los adultos. Y una vez obtenida la pretendida pareja monógama, y en edades avanzadas, la experiencia, red de contactos y conocimientos no debería frenar la producción cultural.
El hecho de que las mujeres no alcancen las cotas de producción cultural de los hombres puede deberse al simple hecho de que en su gran mayoría tienen que ocuparse de la crianza de la familia, e incluso, aún, de las tareas del hogar, restándoles el tiempo, los conocimientos, los contactos y la experiencia como para igualar a los hombres.

Felicitaciones por el artículo. Me ha encantado.

Pitiklinov dijo...

Felix,
ese artículo del Pais está lleno de tópicos, aún aceptando que la discriminación sea una parte de la explicación no puede ser toda. ¿Por qué? Por ejemplo por lo del racismo y el jazz ya que lo mencionas. No creo que haya escasez de hombres negros en el jazz a pesar de su discriminación, y algunas de las estrellas más grandes han sido mujeres (Billie Hollyday, Ella Fitzgeral, Nina Simone..).
Por otro lado, la diferencia de porcentaje en Wikipedia es abismal como para explicarlo solo con eso. Parece, si es verdad, que el ambiente hostil en Wikipedia es para todos (si es que lo es) y no sólo para ellas. Si ellos se quedan y publican ellas también pueden hacerlo. Si lo que dices es cierto las mujeres se irían de Facebook, Twitter y demás donde no creo que andemos escasos de agresividad. Sin embargo ahí sí se quedan y no se van.
Y hablando de cambiarte el nombre mira esto: http://www.slate.com/blogs/xx_factor/2017/04/03/uber_had_male_managers_pretend_to_be_women_to_get_drivers_to_work_more.html
¿Te parece imposible que no escriban en Wikipedia porque no quieren? ¿Por qué?

Memecio, estoy de acuerdo en que es una hipótesis que igual no tiene las piernas muy largas pero el ejemplo que le pongo a Felix de Wikipedia no encaja, como se comenta en el artículo que he puesto, con lo problemas de la crianza, etc.
Aparte de la diferencia de producción entre hombres y mujeres está el problema de por qué la producción cultural y científica masculina es sobre todo en la juventud. ¿Qué explicaciones alternativas se nos ocurren?
El mundo del rock o el pop lo conozco algo más y por poner dos ejemplos: Paul Mccartney o Mark Knoppfler saben ahora más música que cuando eran jóvenes pero su creatividad actual no es la que fue en su juventud ¿Cuál podría ser la explicación?

Gracias a ambos por comentar