domingo, agosto 28, 2005

SOCIALISMO I.

Este es el primer artículo de una serie que describe gráfica y textualmente la acción del socialismo en nuestra sociedad.

Contrariamente a lo que se piensa, no hace falta ir a los antiguos países del socialismo real para comprobar los efectos del Socialismo. El Socialismo, ha estado vivo y con buena salud desde siempre en todas las partes del mundo si se entiende el Socialismo como la supresión total o parcial de los mecanismos que permiten el uso y transmisión sin trabas de la propiedad en nombre de conceptos abstractos como “El Bien Comun”, “La Justicia Social” “El Pueblo” “La raza aria” “la lengua X” “la Cultura Y” “El desarrollo sostenible” o incluso “La paz mundial”, “La defensa de la Competencia” etc.

Este aspecto, la limitación de los derechos individuales en nombre de los supuestos derechos de grupo, es un aspecto que forma parte del complejo psicológico que deriva en los comportamientos sociales que se conocen como Socialismo. Otros aspectos psicológicos del Socialismo son la idea de suma 0 en todo intercambio (si yo gano con el intercambio es porque tu pierdes) y la idea de los recursos limitados. Como publicaré en un artículo y ya he posteado en otro, los tres aspectos están ligados con el modo de vida y el ambiente primitivo en el que ha evolucionado la Humanidad. En cambio, el capitalismo es un complejo de actitudes y conductas muy recientes, que reportan mucho mayores beneficios individuales y sociales, pero el descubrir las razones de por qué es así en la teoría además de en la práctica, exige un esfuerzo racional apreciable que contrareste nuestra intuición primitiva.

Armado de la cámara de mi móvil recojeré instantáneas que muestran aspectos desastrosos de la sociedad, junto con lo que yo pienso que es el aspecto del socialismo que ha permitido que eso sea así.

El socialismo no es parte de un solo partido o de los partidos de izquierda. Por ejemplo, esta instantánea de un lugar de Alicante:



Aqui, La propiedad individual o siquiera comunal no existe en este lugar céntrico de una ciudad rica y próspera. Los planificadores de la entidad estatal que se ha apropiado de estos bienes decidieron, en su momento, hacer un paseo y un parque público. Una vez conseguido el efecto paternalista y demagógico, y una vez retirado el planificador impulsor de la idea y capitalizador del beneficio político, nadie se ha preocupado de mantenerlo.

La imposibilidad de que exista una institución directamente interesada en su explotación con ánimo de rentabilidad, como parque abierto al público ha hecho que esta idea no haya sido sostenible. La idea inicial podría ser buena o mala. Incluso podía haber otras mejores: ¿Parque abierto al público o… ¿Reserva natural guiada? ¿Chalets?, ¿Centros de Diversión?. ¿Una combinación de varias cosas?.

¿Por cual de estas opciones, los visitantes encontrarían valor en ese terreno?.Nunca se sabrá mientras los derechos de propiedad y su transmisión con ánimo de rentabilidad no sean respetados. Lo que está claro es que este lugar no es ninguna de esas cosas ni otras por las que habitualmente las personas ,sean socialistas o no, perciben algo beneficioso para si mismos o para los grandes conceptos apuntados en el párrafo inicial. Excepto en el caso de que alguien considere que un basurero céntrico es beneficioso para algo.