jueves, diciembre 22, 2005

Todos los años la misma tontería

Otra vez por navidad, Las concejalías de los municipios y demás instituciones supuestamente "avanzadas" bombardean a la pobre gente, con su propìo dinero, acerca de consignas como "la evitación del sexismo en los juguetes".

Es cansino tener que escribir acerca de esta desgracia, fruto del atrevimiento de la ignorancia, de la asimilación acrítica de autoridades supuestamente expertas en psicología, antropología o sociología que no leen un solo libro editado mas allá de los años 70s. Y no hablo solo de la izquierda, ese sector en el que los fósiles salen de la tierra y resucitan para dirigirla, sino en la misma derecha ágrafa, estilo Gallardón y sus 200 consejeros, con su seguidismo de lo que salga, movidos por una demagogia fruto de su falta de principios, su exceso de ambición y su incapacidad para colmarla en la sociedad civil. Justo igual que los fósiles de la izquierda.

Ante la opinión de esos "expertos", las concejalías de cuota de todos los municipios, llevados por políticos ignorantes ansiosos de hacerse notar y deseosos que agotar esos presupuestos que sobran a fin de año, se apresuran a poner en los medios sus correspondiente publicidad, aleccionándo a los padres y a las madres, pobres ignorantes de nosotros, acerca de lo que tienen que hacer o dejar de hacer por parte de expertos pasados ya de vueltas, auténticos dinosaurios de su especialidad, provenientes de ese valle perdido para la evolución científica y el conocimiento llamado Universidad Española, que produce unos psicólogos y unos pedagogos que califican por ejemplo a muchos niños como casos asociales por correr y jugar a pelearse, como todos los niños del mundo han hecho desde que la especie humana existe. Unos “expertos” tan cretinos como el defensor del menor de la época de Gallardón en la Comunidad de Madrid, que decía que “hay que conseguir que los niños sean como las niñas”. Unos pedagogos que no consideran que los niños tienen que tener espacio para correr en los recreos, porque deberían estar sentados haciendo manitas como las niñas. Unos “expertos” que quitan las muñecas a las niñas de las manos en los laboratorios-escuela donde obligan a mandar a nuestros hijos. Unos expertos que, en la escuela, apuntan con el dedo a los niños, acusándolos, en la práctica, como futuros sospechosos de maltrato, obligándolos a asumir e incluso repetir su sentencia por adelantado delante de las niñas, al mejor estilo sovietico. Unos “expertos” que en definitiva, en su inmensa, culpable y buscada ignorancia, recriminan y acomplejan  a los niños y a las niñas por ser ellos mismos.

Resulta duro tener que hablar de estas cosas ahora que una región española inicia prácticas totalitarias que ya están en marcha en toda España por parte del ZP y su gobierno jacobino. Pero es que la educación y la situación política actual tienen su origen en el mismo problema: una tribu de horteras nuevos ricos, que quieren presumir de sus avanzadas ideas, que solo unos fanáticos refractarios a los avances del conocimiento pueden sostener, están tratando de volver el mundo del revés a imagen y semejanza de sus anti-ideas delirantes. Esto ya estaba en marcha desde hace tiempo, pero solo ahora se han juntado los paletos con pretensiones de avanzados mas tontorrones con la mejor generación de manipuladores profesionales y los ambiciosos mas descarados. ZP reúne estas tres cualidades morales. En este weblog intento convencer de que esas ideas mitad palurdas, mitad totalitarias, están equivocadas. Ya está bien de tanta impostura y tanta estafa.