sábado, julio 19, 2014

Evolución de los grupos sanguíneos

Carl Zimmer
Carl Zimmer es un gran divulgador científico en el campo de la biología y acaba de publicar un estupendo artículo sobre la historia de los grupos sanguíneos que merece la pena comentar. Los grupos sanguíneos ( A, B, O) los descubrió Karl Landsteiner en 1900 y le dieron el premio Nobel por ello en 1930. Landsteiner utilizó para ello a los miembros de su laboratorio y separó su sangre en glóbulos rojos y plasma , mezclándola después. Mirando todas las combinaciones llegó a la conclusión de la existencia de los tres grupos sanguíneos conocidos explicando así por qué habían fracasado los intentos de transfundir sangre que se habían realizado en siglos anteriores: porque los humanos sólo pueden recibir sangre de ciertos humanos, no de todos.

Posteriormente se han ido descubriendo otros grupos sanguíneos, más de 20, como el Rh, Duffy,  MN, Lutheran, Kell, etc., pero no vamos a hablar de ellos. Centrándonos en el grupo ABO, el sistema es controlado por un solo gen en el locus ABO, en el cromosoma 9, con dos alelos co-dominantes (A,B) y uno recesivo (O). Simplificando podemos decir que los antígenos de los grupos sanguíneos tienen dos pisos. El primer piso es un antígeno H, común a todos ellos incluido el O, mientras que sobre ese piso se añade el antígeno A o el B. En el caso del grupo O no se añade ningún antígeno y no hay segundo piso quedándose sólo con el H. Como es conocido, el grupo O es el donante universal porque al no tener antígenos A ni B no es rechazado. Sin embargo, existe un grupo de personas que portan el llamado fenotipo Bombay porque se descubrió en Bombay en 1952, que no tienen grupo sanguíneo ABO, es decir, no tienen antígeno A, ni B, ni AB, ni O. Estas personas sólo pueden recibir sangre de gente del fenotipo Bombay porque incluso la sangre del grupo O (de los supuestos donantes universales) podría matarles. Los antígenos de estas personas no tienen ningún piso, ni el H, y recibirlo podría generar su rechazo.

También sabemos que la distribución de los grupos sanguíneos varía geográficamente ( tenéis unos mapas de la distribución mundial aquí y la distribución por países aquí. El más frecuente en todos los humanos es el O ( el 63%) y el más raro el B, que solo lo tiene el 16% de la población. El tipo B es muy frecuente en Asia Central pero muy escaso en los indígenas de América y Australia, que son del tipo O principalmente. El 40% de los caucásicos es tipo A mientras que entre asiáticos sólo es el 27%. Entre las poblaciones indias de América Central y del Sur prácticamente no hay grupo A ( casi el 100% son del grupo O). La mayoría de la población mundial es Rh+ pero también hay variaciones. Los nativos americanos y australianos son casi 100% Rh+, en el Africa subsahariana, 97-99% Rh+, siendo Europa el lugar donde el porcentaje de Rh+ es más bajo, el 83-85%, y en el caso de los vascos, el 65%.

Pero la pregunta evolucionista es por qué tenemos grupos sanguíneos y por qué existen esas diferencias geográficas por el mundo. La respuesta definitiva no la conocemos pero sabemos algunas cosas. Sabemos que gibones y humanos tienen variantes de los tipos A y B y que estas variantes proceden de un ancestro común que vivió hace 20 millones de años. Sabemos también que en la evolución de los grupos sanguíneos se han producido mutaciones y unos grupos se han transformado en otros. Ningún simio tiene los tres grupos humanos. Los chimpancés tienen solo los grupos A y O mientras que los gorilas tienen solo el grupo B y se han ido produciendo muchas mutaciones que han ido cambiando la sangre de los tipos A y B al grupo O al impedir que se construyera el segundo piso del antígeno ( hay muchas formas de ser del grupo O y también del grupo Rh-). Se estima que el alelo B101, que es el que dio origen a todos las variantes del grupo B,  derivó del alelo A101 hace unos 3,5 millones de años. Por contra, el alelo humano más común, el O01, derivó del alelo A hace sólo 1,15 millones de años.

Lo que sí parece, por tanto, es que no recibimos el grupo sanguíneo O, ni el Rh, de neandertales ni denisovanos porque, como acabamos de comentar, la aparición del alelo A01 es anterior a la divergencia de humanos modernos y neandertales. Parece que en neandertales no se ha podido estudiar el grupo Rh pero sí hay por lo menos dos casos de análisis de grupo sanguíneo ABO en neandertales, y ambos son del grupo O. Se trata precisamente de dos individuos de la excavación del Sidrón, en Asturias y el estudio se realizó con las mayores medidas de seguridad para evitar contaminación por ADN humano (con extracción de las muestras vistiendo trajes estériles de laboratorio y demás). Con respecto al Rh-, el origen de la delección RHD , la más común a nivel mundial, se cree que se originó en Africa antes de que ningún homo saliera de allí.

En cuanto al origen de los grupos sanguíneos parece que la variedad de grupos está relacionada con la susceptibilidad a diferentes patógenos. Se ha sugerido que el alelo O protege de la malaria mientras que confiere mayor susceptibilidad a infecciones por Helicobacter Pilorii (úlcera) y cólera. El grupo sanguíneo Duffy incluye un receptor que favorece que el parásito entre en los glóbulos rojos, por lo tanto el ser Duffy negativo también protege de la malaria. Los sujetos del grupo A tienen más riesgo de cáncer pancreático y leucemia y son más susceptibles a la viruela. Los sujetos del grupo O , curiosamente, son más susceptibles a roturas del tendón de Aquiles. Un caso interesante es el de las infecciones por Norovirus, el virus que da esos vómitos terribles y es tan frecuente en los cruceros. Los antígenos ABO no se expresan solo en la sangre sino que lo hacen también en células epiteliales y endoteliales. Parece que los norovirus se agarran a las células del intestino solamente si tienen determinados antígenos ABO y no lo hacen en otros. En cuanto al Rh- se ha sugerido que protegería frente al Toxoplasma gondii.
Distribución grupo O

Por lo tanto, parece que nuestros ancestros primates tuvieron que enfrentarse a diferentes tipos de patógenos que estaban adaptados a diferentes tipos de antígenos ABO. Algunos patógenos igual mataron a todos los individuos del grupo sanguíneo que explotaban, otros primates por mutaciones se hacían resistentes a dichos patógenos (los primates con tipos sanguíneos raros tendrían ventaja en un ambiente en el que los patógenos estaban adaptados para explotar los grupos más frecuentes) y la variación geográfica de patógenos explicaría la variación de grupos sanguíneos según la localización. 

En definitiva, que más de 100 años después del descubrimiento de los grupos sanguíneos todavía nos quedan muchas cosas que aclarar sobre ellos. Pero lo que sí sabemos es que muchos mitos  no son ciertos, como que hay que comer una dieta determinada según tu grupo sanguíneo, que los del grupo A tienen las peores resacas, que los del grupo O tienen los mejores dientes o que  el grupo A2 tiene el cociente intelectual más elevado. Todo eso son leyendas sin fundamento.

@pitiklinov

Referencias



4 comentarios:

Anónimo dijo...

El porcentaje de población con RH- superior al 60% se da en toda la cornisa cantábrica, desde el río Navia hasta los Pirineos. De hecho en Asturias hay zonas donde el porcentaje de personas con Rh- y grupo 0 es superior al de zonas donde históricamente se ha hablado euskera en tiempos históricos.

Población cantábrica , no vascos. Otro cantar son ciertos haplotipos... Que si son típicos del área vasca

Pitiklinov dijo...

En la bibliografia que yo he visto el porcentaje más alto de población Rh- de toda Europa es el de los vascos y es un 35%. Más del 60% de Rh- me parece muy alto.. ¿Tienes bibliografía de eso?
Gracias por tu comentario

Anónimo dijo...

Mea culpa. He incurrido en una total confusión.Es el grupo 0 el que se presenta en más de un 65% de la población asturiana, más del 70% en la zona centro-oriental . Le explico.

Paulette Marquer realizó un estudio clásico en 1963 en el que situó la frecuencia de variación del factor RH- entre la población vasca entre el el 21% y el 28% frente al resto peninsular que oscilaría entre el 3% y el 17%. Yo me refería al estudio clásico de Pedro Gómez Gómez(teclee "Pedro Gómez Gómez arturianos rh-" ), muy difundido en obras de consulta general en el Principado que partía de estos resultados.Utilizó una muestra de 5.014 asturianos con sus cuatro abuelos asturianos y encontró que la frecuencia de variación del Rh- se encontraba dentro de los límites de Marquer para la población vasca.
Le extracto de una de estas obras, "Los asturianos" . La Nueva España.págs 85-86:
"Las oscilaciones de frecuencias van desde 13,64% en la zona correspondiente a los concejos de Lena y Aller al 28,25% de la zona de Luarca...Las oscilaciones de las frecuencias cromosómicas o haplotípicas del sistema son grandes entre zonas,el más frecuente en el conjunto de la población asturiana es el "cde" con el 46,79%, que es el mayor responsable del factor RH- y se halla entre los valores (46,65%) que Nijenhius (1956) y (49,94)Levine atribuyen a los vascos."

No sé si esto huele a naftalina , pero si encontramos valores como estos tan lejos de zonas de lengua vasca y que son superiores a algunos que se presentan en zonas donde se habló esta lengua en tiempos históricos ,¿no sería más correcto hablar de un fenómeno pirenaico-cantábrico y dejar que se pudran ciertos narcisismos dañinos?

Le pido mil perdones. Esto pasa por confiar demasiado en la memoria.

Pitiklinov dijo...

Aclarada la cuestión :)
En algunos de los artículos que he leído habla efectivamente de " la región de los Pirineos o a ambos lados de los Pirineos",no exactamente de vascos, pero no había visto que extendieran la zona tanto como hasta la región Cantábrica.
Pero bueno, creo que debemos dejar a un lado las cuestiones no científicas y narcisistas.
Gracias por la información.