martes, febrero 15, 2005

Eduación, Familia y conductas antisociales

La educación al estilo occidental es algo tremendamente artificial impuesto a unas edades en las que un niño, adolescente o joven necesita una tremenda presión desde fuera o bien un enorme autocontrol o ambas cosas para sacrificar lo que los impulsos naturales piden a esa edad, a cambio de una recompensa posterior a medio o largo plazo. Para ello, los padres intervienen fuertemente en las inclinaciones, visión de futuro, disciplina etc del hijo. Pero cuando esa intervención de los padres ocurre, en favor de una inversión en educación, es únicamente por la constatación de que ese esfuerzo merece la pena en carne propia de los progenitores. Y eso está en la misma experiencia de la vida de los padres de las clases medias aquí en Occidente.


Lo contrario ocurre en las clases marginales, frecuentemente inmigrantes de Occidente y en los países subdesarrollados: la incertidumbre de lo experimentado en el pasado influye en la poca valoración de la educación, dado que la educación es siempre una inversión a largo plazo. Ese rechazo del esfuerzo en educación en situaciones de incertidumbre es una decisión lógica ya que, en primer lugar, cualquier inversión para el futuro no tiene sentido en un ambiente de incertidumbre vital.


Por otra parte, los niños y jovenes reaccionan tempranamente ante la incertidumbre, y a menudo desarrollan una personalidad cuyo interés se reduce a las necesidades y gratificaciones en el día a día. Robert Wright sugiere en
The Moral Animal que, de acuerdo con la Psicologia Evolucionista, hay indicios claros de que se realiza, a edad temprana, un ajuste de la conducta a las condiciones del entorno para optimizar las posibilidades de éxito, que en según la PE se miden por un solo parámetro: la posibilidad de dejar el máximo de descendencia lo más sana posible. En un contexto de incertidumbre, las conductas que rinden resultados para este objetivo a corto plazo se priman sobre las más a largo plazo. Este tipo de ajustes se conocen en todo el reino animal.


En el ser humano parece que el ajuste ocurre de manera que el tiempo de espera de gratificación y la aversión al riesgo se reducen: Cuanto mas incertidumbre y menos esperanza de vida, la personalidad desarrollará menos tiempo de espera para la gratificación de un esfuerzo dado y más aceptación de riesgos, lo cual lleva a un menor respeto de las normas sociales. Estos ajustes son definitivos a partir de una cierta edad. En otras palabras, en un entorno de incertidumbre, la personalidad se ajusta para una vida en estado de emergencia


Este mecanismo de adaptación a condiciones variables del entorno que deja su impronta desde la niñez es aceptado prácticamente en todas las ramas de la psicología. Pero solo la Psicología evolucionista puede dar cuenta de sus orígenes y razones profundas. Una evaluación temprana de un entorno de incertidumbre y el ajuste de la conducta de acuerdo con ello a edad temprana permite la subsistencia en situaciones donde no hay tiempo que perder. Desgraciadamente, esa impronta explica muchos comportamientos antisociales. En particular, muchas conductas aparentemente patológicas, especialmente en las mujeres con infancia difícil, tendentes a apreciar la protección de hombres agresivos puede tener su origen en circunstancias bien conocidas por los psicólogos: maltrato infantil, abandono etc. En un entorno dominado por la violencia es muy factible que el mecanismo de selección de pareja que se desarrolla con posterioridad influido por esa infancia traumática, tienda a seleccionar hombres agresivos como pareja, perpetuando así en ciclo de maltratos.


Es fácil de suponer lo que puede significar de la educación para una persona en estas circunstancias: un lujo superfluo a la lógica de la supervivencia, un insulto a la inteligencia práctica de los que tienen que lidiar con el día a día en esas circunstancias. Y así es visto desde el punto de vista de las personas que viven ese estado de cosas. Solo hace falta constatar la visión que tienen las personas marginales de nuestra sociedad sobre la educación y en general, cualquier inversión de futuro.


Sin embargo, algo similar también se da entre los niños de gente acomodada, pero de familias con padres estresados por el trabajo y/o ausentes o separados. Y esto tambien se puede explicar teniendo en cuenta el ámbito en el que evolucionó este mecanismo de formación de la personalidad desde la infancia, ya que hemos evolucionado en los pequeños grupos de humanos en el ambienteancestral de la Sabana Africana donde hemos vivido durante millones de años. En este entorno no había bienes materiales como tales. Debido a esto, es altamente probable que este mecanismo de ajuste de personalidad obedezca a los parametros existentes en aquel entorno que indicaban incertidumbre: Estos parámetros no son sólo el maltrato paterno que a menudo ocurre cuando el padre no es el biológico o el maltrato materno, o la disponibilidad de comida, sino también otros factores no tan directos, pero que sirven para hacer una evaluación global del entorno más allá de las intenciones de los progenitores. Por ejemplo, el  tiempo de presencia efectiva y cuidados de los padres con el hijo pueden indicar no solo la voluntad directa de los padres en el cuidado de los hijos, sino también el tiempo que un entorno mas o menos hostil deja a los padres para dedicar a sus hijos. Si , por ejemplo un entorno de poca disponibilidad de alimentos obliga al padre y a la madre estar lejos de sus hijos, la conducta lógica, si este mecanismo existe, será que los hijos desarrollarán personalidades que tienen en cuenta este ambiente de escasez e incertidumbre. De hecho el tiempo de presencia y cuidados de los padres es probablemente el mejor predictor del grado de incertidumbre del ambiente, porque tiene en cuenta tanto la voluntad de cuidado de la familia como las circunstancias externas a ella. Este parámetro es uno de los más completos y más sencillos de evaluar y los mecanismos innatos que la mente ha desarrollado siguen ese criterio de economía y sencillez. Por tanto es probable que el tiempo ( y calidad) dedicado por los pares al cuidado del hijo sea un factor determinante de la personalidad futura del niño. Es lógico por tanto que los niños de ahora, dotados de los mismos mecanismos inconscientes e innatos de evaluación, interpreten un padre o una madre ausente como signo de un entorno hostil, con el consiguiente ajuste de la personalidad a este entorno, que como hemos visto, favorece conductas antisociales.


Por el contrario otrosaspectos económicos, en el sentido de la posesión o no de bienes materiales como coches, ropa cara o cursos de COU en Estado Unidos, no afectarían a esa evaluación ya que no existían en el entorno ancestral y los mecanismos de adaptación siempre tienen en cuenta el ambiente y las pistas que da el ambiente primitivo, no el actual. De acuerdo con esta hipótesis, se imponen aspectos irracionales de estricta lógica evolucionista, que hacen que por ejemplo, no se garantice el tener unos hijos con una personalidad sana simplemente tratando, meramente, de mantenerlos perfectamente alimentados y cuidados en los aspectos materiales. Sea esta la explicación de este fenómeno de comportamientos marginales en las familias "acomodadas" de occidente o no, al menos esta hipótesis se contrasta bien con los hechos y merece una atención detallada.


La conclusión precautoria para mi está bastante clara: una vuelta a la familia tradicional biparental ( o mejor , la famila extensa formada por varias generaciones que se cuidan entre sus miembros), Una madre y un padre que eduquen con cariño y disciplina a unos niños que necesitan de ambas figuras paternas alrededor, con una dedicación generosa de tiempo a los hijos aún a costa de ciertas ventajas materiales mucho menos importantes. Todos los indicios apuntan a que no hay otro método educativo mejor


Y ya, como añadido a partir de las críticas y comentarios, decir que la desaparición de las pensiones y el seguro de paro serían las medidas que volverían a coehesionar varias generaciones de la familia extensa. Ambos, las pensiones y el seguro estatal de paro alejan la interdependencia familiar entre generaciones y obligan igualmente a pagar una generación a la otra y unos individuos a otros respectivamente, con la diferencia de que este pago es obligatorio y entre desconocidos, acabando o debilitando la libertad, la familia y cualquier relación voluntaria de confianza, como la amistad, la compasión, la responsabilidad y todo tipo de buenas actitudes , por cierto, fundametales para la formación de una personalidad equilibrada, a cambio de la dependencia de un ente impersonal ineficaz y dictatorial llamado Estado

13 comentarios:

LP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LP dijo...

Sin demasiado esfuerzo se pueden constatar un par errores en este escrito:

1) Recomiendas una medida concreta (la vuelta a la "familia tradicional") pero... ¿para que? ¿Para reducir las "conductas antisociales"? ¿Y por que lo deberíamos hacer? Y sobretodo: ¿cuales van a ser los costes para las diversas personas implicadas en esa vuelta a la supuesta "familia tradicional biparental", y en que medida son menores que el coste de tener hijos con ciertas conductas antisociales? Das por supuesto un determinado objetivo ético para la sociedad que no queda claro cual es.

2) Reclamas una vuelta a la "familia tradicional biparental" compuesta por "una madre y un padre que eduquen con cariño y disciplina a unos niños que necesitan de ambas figuras paternas alrededor, con una dedicación generosa de tiempo a los hijos aún a costa de ciertas ventajas materiales mucho menos importantes". De hecho, un estudiante de segundo curso de Historia (que ya ha hecho Historia de la Edad Media) sabe que esto que explicas es un mito, por varias razones. Lo primero, porque hay culturas donde la familia "tradicional" no es biparental sino poligínica, a veces incluso poliándrica. Así que la "familia tradicional" a la que aludes es en todo caso la occidental. Pero es que resulta que aun con esas tu afirmación se queda en el mito. La "familia tradicional occidental" en las clases bajas (abrumadoramente mayoritarias hasta bien entrado el siglo XX) ha sido tradicionalmente una familia extensa donde toda la familia (abuelos, padres, tíos, etc) vivía junta y donde los encargados de la crianza de los niños no eran ni la madre ni el padre, sino los abuelos. La madre y el padre estaban demasiado ocupados deslomándose durante horas en el campo o, mas modernamente, en la fábrica. La figura del "ama de casa" que no trabaja es de hecho algo que entra a formar parte de la vida cotidiana de las clases bajas solo en el momento en que la familia tradicional occidental (extensa y patriarcal, como he dicho) empieza a desintegrarse y empiezan a aparecer las familias nucleares con un padre con tal nivel de sueldo que hace innecesario que la mujer trabaje. Esto no se empieza a producir hasta que se extiende por todo Occidente (también por las clases bajas) el "American Way of Life", que no es otra cosa que el estilo de vida de las clases medias norteamericanas de principios del siglo XX.

3) Y finalmente, esa "vuelta a la familia tradicional", ¿como se va a hacer? ¿Como se pondrá en práctica? No queda claro.

Anónimo dijo...

"La educación al estilo occidental es algo tremendamente artificial impuesto a unas edades en las que un niño, adolescente o joven necesita una tremenda presión desde fuera o bien un enorme autocontrol o ambas cosas para sacrificar lo que los impulsos naturales piden a esa edad, a cambio de una recompensa posterior a medio o largo plazo."

Me ha impresionado mucho este comienzo. Con tu permiso, me lo quedo :)

Dodgson.

Memetic Warrior dijo...

Dogson, por supuestisimo que te cedo la parrafada hombre, faltariam mas ;)

LP vienes hecho un toro, veo que vienes con hambre de gol, te respondo: vuelta a la familia tradicional: es solo un consejo de persona a persona. No pido la habilitación de unas politicas públicas que incentiven bla bla bla, porque no soy progre como tu mi amor. Ahora bien, pido que desde el poder político no se haga lo contrario.

Question tu: por supuesto a mi me gustaria el retorno de la familia extensa en el que los hijos cuidan de los padres, los abuelos de los nietos etc etc tu lo has dicho. Por otro lado, la organización humana en caso de situaciones de pobreza admite otras configuraciones que por supuesto no son las mejores, ese ha sido precisamente, mi querido feligrés lo que te he querido explicar mi alma. Tu has dado un par de ejemplos.
Y lo ultimo que preguntas es lo pispo que lo primero.

Cordialmente.

Individualista y Robinsoniano dijo...

Lo que llamas la "familia biparental tradicional" es un fenómeno que ocupa temporalmente apenas un siglo, el periodo industrial que va desde la ruptura de la familia extensa mayoritariamente rural, hasta las nuevas formas de familia que aparecen en la época postindustrial/postmoderna. Tú sabes muy bien que un siglo no es nada en términos evolutivos.

Memetic Warrior dijo...

Dos cosas: mejor la familia extensa que la familia biparental. desde luego que para los tiempos y las actitudes que nos quieren meter en la cabeza, la familia biparental se puede tildar de tradicional. Y eso que tiene que ver con la evolucion? yo solamente meto la evolucion para demostrar que para un niño es vital el cuidado directo paterno y sobretodo, supongo, materno directo, y que probablemente no hay nada que pueda sustituirlo y además que es mas importante a todas luces que casi cualquier valor material que se quiera dar a cambio.

Memetic Warrior dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LP dijo...

Me alegro que quede claro que la familia tradicional de la que hablas no es mas tradicional que la televisión (de hecho el símil me favorece: ambas nacen y se propagan en Occidente mas o menos al mismo tiempo).

Dicho esto, me pregunto como es que dices que te gustaría mas volver a la familia extensa, en la que te recuerdo que los padres no cuidaban de los hijos (porque no tenían tiempo), si como dices "para un niño es vital el cuidado directo paterno y sobretodo, supongo, materno directo, y que probablemente no hay nada que pueda sustituirlo".

Por otro lado, si hoy en día los padres de clase baja/media-baja (la mayoría, vaya) no tienen tiempo para cuidar a sus hijos no es por el Estado del Bienestar, ni por las pensiones ni por el seguro de paro. Estos padres, hoy en día, no tienen tiempo para sus hijos debido a la progresiva flexibilización laboral, que reduce salarios y amplia jornadas, y que va acompañada de una imparable subida de precios en casi todo que no va ligada a una igual subida de salarios, que no se puede conseguir porque los trabajadores no tienen fuerza negociadora, fuerza de la que carecen debido a que hoy dia pueden ser despedidos en cualquier momento sin demasiados problemas para la empresa. Maravillas de laissez-faire que tanto os gusta a los liberales. Probablemente un padre con una Renta Básica asegurada y con una jornada laboral de 35 horas se llevaría a su hijo al zoo y al parque unas cuantas veces a la semana, mas que nada porque tendría algo mas de tiempo y menos quebraderos de cabeza.

Y finalmente, si tu recomendación no es una recomendación política sino un consejo "de persona a persona", ¿que te hace pensar que la otra "persona" no va a tener unas prioridades diferentes de las tuyas? Igual prefiero tener un hijo con algunas conductas antisociales que tener un hijo que no pueda estudiar con ordenador y enciclopedias porque sus padres no se lo pueden pagar ya que su madre no trabaja porque se dedica en exclusiva a su crianza. Por ejemplo.

Ay, siempre pensando que todo el mundo tiene tus mismos valores éticos...

Mr. D dijo...

Si es que no se para que te esfuerzas Memetic Warrior. Ya has oido a LP, le da lo mismo que que sus hijos se conviertan en unos inadaptados. Los progres son asi, en el fondo solo se preocupan de ellos mismos, eso si, lo camuflan con el disfraz de "soy un ciudadano mega-comprometido con los problemas del planeta". Mientras mama y papa progre se dedican a ganar dinero para poder viajar a Tibet y demostrar a sus amigos que son super mega alternativos, a los niños les dejan al cuidado de una niñera a la que tres narices le importa la educacion apropiada del pequeño/a. Luego, cuando los niños tienen problemas, quieren que el estado (osea, tus impuestos y los mios) les subvencione un psicologo. En fin tio... lo que te decia, que con esta gente es mejor no perder el tiempo. Son la perfecta representacion de un individualismo narcisista y egoista que da grima

Memetic Warrior dijo...

En efecto Mr D. LP dice cosas chocantes, (y no es la primera vez) cuanto menos para unos padres, que se contestan por si mismas. Supongo que el transigir el tener un hijo con ciertas taras de comportamiento a cambio de navegar con un PC es algo que está en su esfera de autonomia moral. Dudo que alguien distinto de él mismo lo compartiría.
Y respecto a quien tiene la culpa de este estilo de vida tan desquiciado, pienso que quizá algo tenga que ver el que en promedio, mas del 50% del sueldo de cada miembro trabajador de la familia va para el Estado. Y también tendrá algo que ver la degradación del papel de la madre de dedicación completa a los más ínfimos niveles de estima social.

LP si tienes razón, como dice Homer Simpson: "Ahora con Internet los niños se crían solos".

LP dijo...

Mr D y Memetic Warrior: en efecto, prefiero que mi hijo corra el riesgo de tener alguna que otra conducta "antisocial", que de todas maneras probablemente es corregible o prevenible por otros medios, que no negarle otras cosas que hoy día son vitales como el acceso a las nuevas tecnologías, y que le marcarán mucho mas el futuro. De todos modos, lo que en al artículo se señala es que un cierto tipo de actividad familiar *favorece* un cierto tipo de conducta, PERO NO que lo determine fatalmente. Para hacer una afirmación tal habría que pasar de las conjeturas a los datos empíricos: ¿todas (o una mayoría de) las familias no biparentales tienen hijos con conductas antisociales? Ahí la respuesta queda en manos de la evidencia empírica, y supongo que ante un estudio empírico serio pasará como con el pan. Es decir, está demostrado que el pan tiene agentes cancerígenos, pero de ahí a afirmar que si comes pan tendrás cáncer hay un trecho. Pues eso.

Y en fin, Memetic, tu mismo si no quieres responder las incoherencias que señalo en tus respuestas. Las cosas no se "contestan por si solas", partner.

Memetic Warrior dijo...

Solo veo dos cosas que merecen una respuesta aclaratoria. Primero, que si la teoría es cierta, tu hijo no dispondrá de una segunda oportunidad. Osea, no habrá terapia que cambie su déficit de atención paterna, como comprueban a diario todos los que atienden a niños y adultos que han vivido circunstancias en su niñezs menos que óptimas.
Segundo, ese déficit no supone un handicap acotado, sino que afecta a toda su personalidad. Especialmente, y ese es el sentido del post y lamento que no lo entendieras, ese deficit afecta a su capacidad de aceptar la educación que tu quieras darle. En particular, su rechazo a estudiar y aprender aquello que no le gratifique a corto plazo. Para tu suerte o desgracia, diertas cosas de internet las aprenderá rápidamente. otras que quiza te gusten maas, le costará mucho más aprenderlas.

Respecto a la familia, lo que llamo familia tradicional es el tipo de familia que ha surgido a raiz de la satisfacción de más que las necesidades básicas. En efecto, ha venido junto con la revolución industrial y el capitalismo de manera que ha permitido a la mayoria de las personas de occidente concentrarse en algo mas que la superviviencia y permitirse el lujo de pensar en el futuro. Saca tu las conclusiones.